EL TERRORISTA SUICIDA QUE MATÓ A 32 PERSONAS EN TURQUÍA TENÍA VÍNCULOS CON ISIS

None
Las autoridades turcas identificaron al terrorista suicida que este lunes hizo detonar una bomba en la ciudad fronteriza de Suruc, dejando un saldo de 32 jóvenes voluntarios muertos. El joven turco de 20 años fue identificado como Seyh Abdurrahman Alagöz, un estudiante universitario que pertenecía a una etnia kurda. Los primeros informes dieron cuenta de vínculos entre el terrorista y el Estado Islámico. En declaraciones al diario turco VATAN, su madre, Semure, declaró que su hijo se fue de su casa hace seis meses "para ir a un país extranjero" y su hermano mayor lo siguió tiempo después. "No sé cuál es el trabajo que hacían allí, nunca dijeron. Sólo me decían 'no te preocupes por eso, estamos bien'", relató Semure, quien confirmó que las autoridades se acercaron a su casa en busca de información. "La policía vino preguntando por mi hijo. Yo no sé si ellos se unieron a Daesh (nombre que se le da en árabe a ISIS) o no. Ambos son buenos chicos que no le hacen daño a nadie", señaló la madre del terrorista suicida. Según consigna The Telegraph, la madre indicó que la última vez que se había comunicado con su hijo fallecido fue diez días antes del feroz atentado en el que murieron 32 personas. Un funcionario turco, en condición de anonimato, reveló que el terrorista tenía vínculos con el Estado Islámico y que el país al que había viajado era Siria. "Operaba en Siria en un grupo apoyando al Estado Islámico. Sabemos que fue a Siria ilegalmente. No fue posible dar con él durante su estadía allí", indicó esa fuente. El pasado lunes un atentado tuvo lugar en el centro cultural kurdo de la ciudad de Suruc, en la frontera con Siria. El terrorista se inmoló y dejó un saló de al menos 32 víctimas.   INFOBAE