EL ALCALDE DE NUEVA YORK, HONRADO DE VER AL PAPA FRANCISCO

None
"Su Santidad, el papa Francisco, ha alertado a las personas de todo el mundo sobre los peligros que afronta el planeta. Ha reunido a los alcaldes de todo el globo para desafiar el status quo al tratar sistemáticamente el tema del cambio climático y los ingresos desiguales. Fue un honor aprender de todos los asistentes", escribió en Facebook el alcalde de la ciudad estadounidense de Nueva York, Bill de Blasio, tras participar en el encuentro que se desarrolló esta semana en el Vaticano. La cita en la Santa Sede reunió a los alcaldes de 65 ciudades, tales como Madrid, París y Bogotá, además de Nueva York. Los convocados se comprometieron con el Papa a abordar con urgencia las cuestiones relacionadas con el cambio climático, la exclusión social y la pobreza extrema. Tras el foro, titulado Esclavitud moderna y Cambio Climático: el compromiso de las ciudades, los asistentes firmaron una declaración conjunta, cuyo contenido fue difundido hoy, en la que acordaron afrontar "el cambio climático inducido por el ser humano y la exclusión social en las formas extremas de radical pobreza, de esclavitud moderna y de la trata de personas". Se trata de "dos dramáticas emergencias correlacionadas" en las que "las ciudades de todo el planeta cumplen un papel clave". "Queremos que nuestras ciudades y asentamientos urbanos sean cada vez más socialmente inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles", declararon los alcaldes. "Agradezco esta declaración. Deseo que haga mucho bien", firmó el papa Francisco al final del texto. El Pontífice ha hecho hincapié, en múltiples oportunidades, en que las amenazas del clima -como las sequías, tormentas u olas de calor- afectan principalmente a los pobres y vulnerables. "Hoy la humanidad cuenta con los instrumentos tecnológicos, los medios financieros y el conocimiento adecuado para revertir el cambio climático antrópico, poniendo fin, al mismo tiempo, a la pobreza extrema", reza la misiva suscrita por los alcaldes. De acuerdo con el texto, el control del cambio climático "debe incorporar la búsqueda incansable de la paz, lo que permitirá que los presupuestos de los gobiernos pasen a dar prioridad las inversiones en la sostenibilidad, que tanto hacen falta, en desmedro del gasto bélico". Los alcaldes acordaron también "terminar con el abuso, la explotación, la trata de personas y todas las formas de esclavitud moderna, que son crímenes de lesa humanidad, incluido el trabajo forzado y la prostitución, el tráfico de órganos y la esclavitud doméstica". La cita del Vaticano, que concluye hoy, se produce a pocos meses de la cumbre que reunirá en París a líderes de todo el mundo en la denominada COP21 con el objetivo de alcanzar un acuerdo para reducir el impacto del cambio climático.   INFOBAE