CAYÓ LA PRODUCCIÓN CHINA Y LA BOLSA DE SHANGHÁI SINTIÓ EL GOLPE

None
Las acciones en Shanghái cayeron este lunes cuando una encuesta reveló una débil actividad del sector fabril chino y algunos inversores se abstuvieron de participar, después de que los valores en la parte continental de China sufrieron en julio su peor pérdida mensual en seis años. El índice compuesto de Shanghái cayó un 1,1%, para cerrar en 3.622,99 puntos. El índice CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen regresó a territorio positivo en el comercio de tarde, subiendo un 0,33%, quedando en 3.829,24 unidades. La actividad del sector fabril chino se contrajo en julio a su ritmo más acelerado en dos años, más que lo estimado inicialmente, según mostró el lunes un informe privado. Algo que confirma las dificultades de la segunda economía mundial para relanzar su actividad. El índice PMI de los responsables de compras, calculado por la agencia de servicios Markit en colaboración con el grupo de prensa chino Caixin, se estableció en 47,8. Esta cifra es la peor desde julio de 2013, cuando el índice se estableció en 47,7. Una cifra superior a 50 indica una expansión de la actividad manufacturera, mientras que un índice inferior a este umbral implica una contracción. En esta misma línea, el gobierno chino había anunciado el sábado pasado una desaceleración de la actividad manufacturera en el mes de julio. El índice PMI de los directores de compras publicado por la Oficina Nacional de Estadísticas se estableció en 50,0, en retroceso respecto a junio (50,2). Este índice refleja la actividad en las fábricas y talleres en China, y está considerado como un barómetro de la salud del gigante económico asiático. El gobierno chino publica cada mes sus propios indicadores PMI, que presentan habitualmente un mejor estado de la actividad, que los de Markit o Caixin. El crecimiento chino se estabilizó en el segundo trimestre en el 7%, gracias a las medidas de apoyo de Pekín, pero la situación general continúa frágil a juicio de los expertos. Otra medida "antiespeculativa" El regulador de valores de China congeló una cuenta comercial ligada a Citadel Securities, una unidad del grupo estadounidense que también es propietaria del fondo de cobertura Citadel LLC, en momentos en que Pekín enfrenta a los especuladores para apuntalar al mercado bursátil local. El regulador, que ha declarado la guerra a la venta en corto "maliciosa", ha estado al frente de una campaña organizada por el Gobierno para evitar un colapso total en los dos principales mercados de valores del país, que se han desplomado un 30% desde mediados de junio. Pekín centró su atención la semana pasada en las estrategias de cotización automatizada, sospechando que algunos fondos de cobertura las están usando para distorsionar el mercado y obtener ganancias como resultado. La declaración de Citadel no dijo por qué la cuenta comercial, con sede en Shenzhen, había sido suspendida, pero una fuente familiarizada con el asunto señaló que la Comisión Reguladora de Valores (CSRC, por sus siglas en inglés) está investigando su rol en la volatilidad del mercado. INFOBAE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ