LA FISCALÍA CONFIRMÓ QUE EL ATACANTE DEL TREN EN FRANCIA TENÍA UN MÓVIL TERRORISTA

None
El marroquí que abrió fuego el viernes pasado dentro del tren Thalys que cubría la ruta Ámsterdam-París, Ayoub El Khazzani, fue presentado hoy ante los jueces por "tentativas de asesinatos en relación con una empresa terrorista", entre otros cargos, según anunció el fiscal de París, François Molins. Molins precisó que, en el momento del ataque, El Khazzani llevaba un fusil de asalto AKM con 270 municiones, una pistola Luger y una "botella de 50 cl con gasolina". Agregó que el joven, de 25 años, viajó desde Berlín a Turquía, "vía posible de paso a Siria", y luego regresó a Europa el 4 de junio pasado en un vuelo procedente de Antakya, ciudad turca cercana a la frontera siria. Pese a sus declaraciones "fantasiosas" para negar toda acción terrorista, su proyecto aparece "premeditado y de objetivo preciso", puesto que se negó a tomar los trenes precedentes en los que había lugares disponibles, y mostró una "actitud resuelta" durante el ataque, de acuerdo con lo expuesto por la Fiscalía parisina. El fiscal abrió una información judicial por los cargos de "tentativas de asesinatos en relación con una empresa individual o colectiva terrorista, detención, porte y transporte de armas, participación en una asociación de malhechores terroristas con vistas a la preparación de uno o varios crímenes" contra El Khazzani. Las investigaciones concernirán ahora "la procedencia de las armas" en su posesión, "su recorrido", "las complicidades de las que gozó y sus fuentes de financiamiento", según Molins. El Khazzani fue trasladado el martes por la tarde al palacio de justicia de París, al que llegó descalzo y esposado, de acuerdo imágenes televisadas, para ser presentado a los jueces. Hollande: "Debemos prepararnos para otros ataques" El presidente François Hollande, que pronunció el martes un discurso ante los embajadores de Francia reunidos en París, estimó que el fallido atentado demuestra que el país debe prepararse para otros ataques y para protegerse. "Seguimos estando expuestos y la agresión que se produjo el viernes hubiera podido degenerar en una matanza monstruosa sin la valentía de varios pasajeros, entre ellos militares norteamericanos", agregó. Trasladado el sábado, al día siguiente del fallido ataque, a las oficinas de la policía antiterrorista cerca de París, el marroquí negó desde el principio toda motivación terrorista, afirmando que quería simplemente desvalijar a los pasajeros del tren. Sus afirmaciones no convencieron a los investigadores, confortados en sus sospechas por el análisis de su teléfono celular, que permitió establecer que El Khazzani consultó un video de cantos yihadistas el viernes antes de subir al Thalys. El agresor fue reducido por pasajeros cuando salía del baño del vagón con las armas en mano. Entre esos pasajeros, tres norteamericanos, dos de ellos militares de vacaciones, y un británico, fueron condecorados el lunes por Hollande. Otras dos personas, un francés y un franco-norteamericano, y dos agentes de la compañía ferroviaria francesa, serán condecorados también próximamente por su actuación. La policía belga llevó a cabo el lunes por la noche dos allanamientos en Bruselas para tratar de determinar los "lugares de estadía" de Ayoub El Khazzani. Según el diario La Dernière Heure, los allanamientos tuvieron lugar en el domicilio del sospechoso y en el de un amigo. INFOBAE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ