EL PRESIDENTE DE GUATEMALA OTTO PÉREZ MOLINA, CADA VEZ MÁS CERCA DE PERDER LA INMUNIDAD

None
El antejuicio fue solicitado el pasado viernes por la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), con el argumento de que tienen indicios que vinculan a Pérez Molina con una red de defraudación aduanera conocida como "La Línea". El presidente se encuentra en medio de una tormenta política desde el viernes pasado cuando la Fiscalía y una comisión de la ONU contra la impunidad lo vincularon con una estructura ilegal de defraudación aduanera conocida como La Línea. Pese a reclamos populares para que abandone la presidencia, el jefe de Estado descartó renunciar al cargo, en un mensaje dirigido al país la noche del domingo. La crisis sin precedentes que vive Guatemala comenzó en abril pasado cuando se reveló la existencia de "La Línea", una organización que cobraba sobornos a empresarios para facilitarles la evasión de impuestos. Hoy se conoció, además, que renunciaron otros 7 altos funcionarios del gobierno. Los ministros de Finanzas (Hacienda), Durval Carías, y de Comunicaciones, Víctor Corado, presentaron sus cartas de renuncia al mandatario durante una reunión de gabinete la noche del lunes, confirmó la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia. En paralelo dimitieron cuatro viceministros, dos de Finanzas y dos de Comunicaciones, así como la titular de la Secretaría de Planificación de la Presidencia, Ekaterina Parrilla. Aunque el mandatario no ha aceptado las renuncias, el vocero presidencial, coronel Jorge Ortega, comentó que el gobernante aceptará la decisión de los funcionarios en las próximas horas porque "no puede tenerlos a la fuerza". Las renuncias de Carías y Corado elevan a seis el número de ministros que han dejado el gabinete de Pérez. Anteriormente renunciaron Sergio de la Torre (Economía), Chintya del Aguila (Educación), Sebastián Marcucci (Agricultura) y Luis Monterroso (Salud). Además, han presentado su dimisión a Pérez los tres viceministros de Economía y de los comisionados presidenciales de la Competitividad, Juan Carlos Paiz, y de la reforma a la Policía, Adela Camacho. El escándalo de corrupción provocó la caída de la vicepresidenta Roxana Baldetti que renunció el 8 de mayo y fue capturada el pasado viernes. Ayer, comenzó una audiencia penal para que un juez determine si Baldetti enfrentará un juicio oral y público por los delitos de asociación ilícita, defraudación tributaria y cohecho pasivo. INFOBAE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ