CÓMO SALVÓ A 172 PASAJEROS CHRIS HENKEY, EL PILOTO HÉROE DE LAS VEGAS

None
Un piloto de la compañía British Airways fue el héroe que salvó a 159 pasajeros y 13 miembros de la tripulación en Las Vegas, luego de que el avión que comandaba se prendiera fuego cuando iba a despegar en una pista del aeropuerto internacional de McCarran. Se llama Chris Henkey y logró detener el jet de 350 toneladas que iba a 144 kilómetros por hora en tan sólo nueve segundos. Con frialdad, hizo un llamado urgente a la torre de control pidiendo por el "servicio contra incendios" e informando que debían evacuar. Le respondieron que los bomberos ya estaban en camino. "Estamos evacuando en la pista. Tenemos un incendio. Repito: estamos evacuando", decía. A la vez que accionaba en forma urgente, mantenía la calma entre los pasajeros. Ese fue uno de sus cometidos. Y fue exitoso. Su sangre fría no es azarosa: tiene 42 años de experiencia, según reveló el diario británico The Guardian, que cuenta que es de la ciudad inglesa de Reading, en el condado de Berkshire. La reacción de Henkey, graduado en la escuela de entrenamiento aéreo, fue una "respuesta de manual de texto", consideran los expertos. Su ex mujer Marnie, quien es ex miembro de la tripulación de cabina y con quien tiene una hija, dijo que fue un gran alivio que su ex pareja y el resto de la tripulación estuvieran a salvo. "Está a salvo y feliz", afirmó a The Guardian. "Me mandé algunos mensajes con él. Él hizo un buen trabajo", comentó. Cuando se le dijo que Henkey estaba siendo descripto como un héroe, ella contestó: "En mis ojos, siempre lo será". Como había anunciado "una avería catastrófica del motor" y logró salvar a todas las personas que iban a bordo -dejando sólo siete heridos leves-, fue aplaudido por los pasajeros, que habían entrado en pánico. El aparato se dirigía al aeropuerto de Gatwick, en Londres. Un periodista deportivo de The Guardian que estaba a bordo del aparato, Jacob Steinberg, contó: "Abrieron la puerta trasera, sacaron los toboganes y el humo entró en el avión, hubo un movimiento de la gente hacia delante. Mucho pánico". Según él, "algunos pasajeros sufrieron cortes y hematomas tras deslizarse por los toboganes de evacuación". El incendio se desató en un Boeing 777, el segundo avión más seguro del mundo, según las estadísticas aeronáuticas oficiales que recopila el Daily Mail. En efecto, según FearofFlying.com, un accidente aéreo se produce en estas naves cada 18 millones de horas de vuelo. Y sólo uno de ellos fue fatal en sus 19 años de historia, en el que tres personas de las 307 que viajaban perdieron la vida en un vuelo de Asiana Airlines. No obstante, Boeing 777 también eran el avión de Malaysia Airlines derribado en Ucrania por los prorrusos y otro desaparecido: el MH370. INFOBAE