HALLARON UN INMIGRANTE MUERTO EN EL TREN DE ATERRIZAJE DE UN AVIÓN EN ÁMSTERDAM

None
El cadáver de un inmigrante fue descubierto esta mañana en el aeropuerto holandés de Ámsterdam, en el tren de aterrizaje de un avión que provenía de África. Está en curso una investigación para determinar la identidad del fallecido. Las autoridades no dieron precisiones sobre de qué ciudad de África provenía. Existen numerosos casos de intentos de viajar en trenes de aterrizaje de aviones, lo que lleva prácticamente a una muerte segura. Autoridades de la aviación internacional tienen registrados al menos un centenar de casos en todo el mundo, todos ellos mortales. El tren de aterrizaje de un avión no tiene calefacción, oxígeno ni presión, elementos cruciales para sobrevivir en la altitud. A 5.490 metros, según los expertos, ocurre la hipoxia, que causa debilidad, temblores, mareos y trastornos visuales. A los 6.710 metros, el polizón tendrá que luchar para mantenerse consciente ya que el nivel de oxígeno en sangre disminuye. Por encima de los 10.065 metros, altura que suelen alcanzar los vuelos intercontinentales, los pulmones necesitan presión artificial para funcionar normalmente. Al mismo tiempo, es probable que se alcance la hipotermia, en temperaturas que alcanzan los 63 grados bajo cero. Otro riesgo es morir aplastado por el mecanismo retráctil del tren de aterrizaje. Múnich, desbordada La ciudad de Múnich, al sur de Alemania, se declaró este sábado desbordada y sin camas suficientes ante la llegada de miles de refugiados en las últimas horas y la previsión de que sigan los flujos migratorios desde Austria todo el fin de semana. "Ya no sabemos qué podemos hacer con los refugiados", declaró a la prensa el alcalde de la capital de Baviera, el socialdemócrata Dieter Reiter, quien reclamó a los otros estados federados que asuman también su responsabilidad. Las autoridades locales estiman que hoy llegarán a Múnich alrededor de 10.000 nuevos solicitante de asilo, ya que, desde la medianoche hasta las 10:30, hora local, en la estación central se habían registrado ya 3.600 entradas, un nuevo récord. La capital de Baviera, la primera gran ciudad alemana que desde hace semanas encuentran los refugiados en su ruta desde los Balcanes y Hungría por su cercanía a la frontera con Austria, ha preparado 5.200 plazas de emergencia para alojar a los recién llegados, pero no son suficientes. Según estimaciones realizadas ayer por el titular alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, se espera que este fin de semana Alemania reciba 40.000 nuevos solicitantes de asilo. Varios ministros regionales de Interior han avanzado que sus territorios están ya saturados. INFOBAE