PIDEN QUE EL PAPA FRANCISCO RECLAME CAMBIOS Y VISITE PRESOS POLÍTICOS EN CUBA

None
"Si el Papa es un revolucionario, lo debe ser para todos. Ante mis ojos cubanos, sólo así quedará redimido". Así concluye Anólan Ponce su columna de hoy, titulada "Historia de una monja y el Papa Francisco", en el diario El Nuevo Herald, de Miami. La cubana, quien escapó de la dictadura de Fidel Castro en 1962 y encontró refugio en los Estados Unidos, le pidió al jefe de Estado vaticano que se reúna con los disidentes de la isla y con los presos políticos. En su elocuente columna, Ponce compara al actual pontífice con la vida de Marie Louise Habets, una monja belga que inmortalizó con su pluma la escritora norteamericana Kathryn Hulme. En su libro Historia de una monja, la autora contrasta el deseo ferviente de servir al prójimo con la vocación religiosa, la que acaba por abandonar para volcarse a pleno a la ayuda humanitaria. "La historia de Marie Louise Habets es un ejemplo de una vocación canalizada a través de un medio equivocado. ¿Pudiera ser esto lo que sucede con el papa Francisco? Si tiene vocación de revolucionario, ¿no debería ser en lugar de Papa un jefe sindical, un primer ministro o un líder guerrillero?", escribió Ponce, columnista habitual en el diario del estado de Florida. La solicitud de Ponce es clara respecto al próximo viaje que el Pontífice encarará hacia Cuba. Tal como hiciera en Bolivia, la autora de la columna de opinión cree que también debería visitar a los presos políticos que lucharon contra la dictadura de los hermanos Castro, Raúl y Fidel. "El papa Francisco da a veces la impresión de que abusa del privilegio de su alta posición para influenciar a otros a que consigan por la fuerza lo que no puede la prédica. En Bolivia instó a 'los humildes, los explotados, los pobres y los excluidos' a buscar un cambio de sistema, 'un cambio real, de estructuras'; visitó a los prisioneros de Palmasola, la cárcel más peligrosa del país; se reunió con activistas de movimientos populares; y aceptó como arte un Cristo crucificado con la hoz y el martillo", recuerda Ponce en su columna. Y "propone" que Jorge Bergoglio haga lo mismo durante su próxima visita del 19 de septiembre en la isla, previo paso por los Estados Unidos. "Propongo que haga lo mismo en su viaje a Cuba. El mismo discurso radical llamando a cambiar las estructuras; que visite prisioneros políticos que se pudren en las cárceles cubanas por luchar pacíficamente por lo que él propone en su discurso; que se reúna con todos los disidentes y atienda sus quejas; y que pida a Raúl Castro que libere a El Sexto y acepte 'como arte' su accionar de soltar en el centro de La Habana a dos puercos con los nombres de Fidel y Raúl". El papa Francisco comenzará su gira por Cuba y los Estados Unidos el próximo 19 de septiembre. Todavía no se conoce si aprovechará su visita en La Habana para reunirse con grupos disidentes o si tiene previsto -como en Bolivia- hacer una escala en las cárceles que alojan a los principales presos políticos, encerrados desde hace décadas por los dictadores Castro. INFOBAE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ