CHINA ANUNCIÓ QUE ABRIRÁ SUS EMPRESAS ESTATALES A CAPITALES PRIVADOS

None
Las autoridades del gigante asiático emitieron nuevas directrices para reformar sus 150.000 compañías y transformarlas en "entidades de mercado independientes", en pleno freno del crecimiento de la segunda economía mundial. "Crearemos las condiciones para que las SOEs (empresas estatales, en siglas inglesas) participen en el mercado como jugadores independientes en igualdad de condiciones", afirmó este lunes Zhang Xiwu, vicepresidente de la Comisión para la Supervisión de Activos Estatales (SASAC), en una conferencia de prensa en Pekín. Zhang leyó a los medios de comunicación un esbozo del plan de la reforma, dividido en tres partes y con un total de ocho capítulos, elaborado por el Comité Central del Partido Comunista (PCCh) y el Consejo de Estado (Gobierno), aunque sin aceptar preguntas de los periodistas. Así, dijo que China modernizará a las compañías estatales promoviendo la propiedad mixta y la entrada de capital privado, de forma que "puedan ser independientes y responsables de sus beneficios, pérdidas y riesgos". La iniciativa pretende convertir las firmas del Estado, a las cuales las autoridades facilitan la obtención de préstamos pero que han mostrado ser poco eficientes en la práctica, en compañías "creativas y que puedan hacer frente a rivales internacionales". El plan, parte del intento de acelerar las reformas económicas ante el freno de la economía china, afectará a 150.000 empresas estatales, que suman un total de 100 billones de yuanes (el equivalente a 15,69 billones de dólares) en activos y cuentan con 30 millones de trabajadores. Las SOEs deben atraer a inversores y el Gobierno las debe apoyar a salir a bolsa, mientras se animará a las firmas no estatales a que participen en el proceso de varias formas, incluyendo la compra de acciones y bonos convertibles, y también se permitirá a los empleados que compren acciones, agregó Zhang. Pese a que no se ha revelado una fecha específica para la puesta en marcha de estas medidas, que se implementarán de forma gradual, el objetivo del Gobierno es tener resultados decisivos para el 2020. Por otro lado, el plan subraya que se instaurará un sistema de estipulación de salarios "flexible" y basado en el mercado y en los resultados de la compañía. Todo el proceso de reforma será supervisado de cerca para prevenir el abuso de poder y la erosión de activos estatales, y se establecerá un mecanismo para informar sobre posibles violaciones de normativas, corrupción y malversación. Las empresas estatales además serán divididas en dos categorías: compañías de beneficios, con un enfoque de mercado, y firmas dedicadas al bienestar público. Las compañías de petróleo, gas, electricidad, ferroviarias y de telecomunicaciones fueron identificadas como sectores que pueden ser aptos para la inversión no estatal ilimitada, con el objetivo de convertir a las empresas en "más fuertes, mejores y más grandes", apunta la iniciativa. INFOBAE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ