DURA CONDENA PARA JOÃO VACCARI, DIRIGENTE CERCANO A LULA DA SILVA, POR EL ESCÁNDALO PETROBRAS

None
Hombre de confianza de Lula, Vaccari irá a la cárcel por desviar 4,2 millones de reales (1 millón de dólares) ilegales a las arcas del Partido de los Trabajadores (PT). El dinero llegó a sus manos del ex director de Servicios de Petrobras, Renato Duque, condenado en la misma causa a 28 años de prisión. La Justicia Federal encontró a Duque culpable de haber recibido de empresas contratistas de la petrolera sobornos por 36,3 millones de reales (9 millones de dólares), entre los años 2004 y 2014. Según la sentencia difundida por el juez federal Sergio Moro, que convierte al ex tesorero del PT en el primer político condenado por este caso, Vaccari fue hallado culpable de corrupción pasiva, lavado de dinero y asociación para delinquir. Vaccari, de 56 años, fue tesorero del partido de Dilma Rousseff y Lula hasta abril pasado, cuando dimitió después de ser detenido por la Policía Federal en el marco de la investigación de las corruptelas en la petrolera estatal. "La práctica de delitos de corrupción implicó la recepción por el Partido de los Trabajadores, con la intermediación de los acusados, de por lo menos 4,26 millones de reales en honorarios acordados con la Dirección de Servicios e Ingeniería de Petrobras en el contrato de consorcio Interpar, lo que representa una cantidad significativa ", escribió el juez en su sentencia.. João Vaccari se convirtió en el primer político brasileño condenado en la causa Petrobras. Además, el juez Moro dictó penas que van de 9 a 18 años de cárcel a otros ocho acusados en este caso. El caso Petrobras, como lo llama la prensa brasileña, salpica a una veintena de grandes empresas privadas. Según las autoridades, todas ellas obtenían contratos amañados con la petrolera, inflaban sus valores y luego repartían las diferencias con ex directores de la estatal y políticos que amparaban el fraude. Renato Duque, directivo de Petrobras, en el momento de ser arrestado. Estará en la cárcel durante casi 30 años. twitter Por este asunto también está bajo investigación medio centenar de políticos, en su mayoría de la base de apoyo al Gobierno de Dilma Rousseff, incluidos los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renán Calheiros. Las autoridades sospechan que parte del dinero obtenido por la red que operó en Petrobras pudo haber llegado a la campaña que el año pasado llevó a la reelección de Rousseff. Del mismo modo, la Policía Federal ha pedido autorización a la Corte Suprema para interrogar a Lula, porque existen sospechas de que el ex mandatario también pudo haber obtenido beneficios. Según ha admitido la propia Petrobras en sus balances, la red de corrupción operó al menos entre 2004 y 2014, período en que desvió de forma ilegal unos 2.000 millones de dólares. Lula en la mira Si bien el caso Petrobas ha puesto contra las cuerdas al gobierno de Rousseff, crecen los indicios que apuntan a la presunta responsabilidad de su antecesor en el cargo, Lula da Silva. En una entrevista con el diario brasileño O Estado, el fiscal que investiga el pago de sobornos, Carlos Fernando dos Santos Lima, dijo que no tiene "ninguna duda" de que la organización criminal que operó en Petrobras "es la misma" que en el Mensalão, Petrolão y Eletronuclear, tres escándalos de corrupción que llevaron a la cárcel a altos cargos de la anterior administración. Dos Santos Lima ha apuntado directamente contra la Cása Civil (Jefatura de Gabinete) de Lula, comandada por ese entonces por José Dirceu. El ex ministro, hombre de máxima confianza de Lula y hombre fuerte del su gobierno, está preso desde agosto. La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, y su antecesor, Luiz Inácio Lula da SIlva Los investigadores sospechan que ha recibido al menos 39 millones de reales (11,7 millones de dólares) en dinero ilegal a través de una firma de su propiedad, JD Asesoría, sin que haya pruebas de la prestación de los servicios solicitados por Petrobras. En ese entonces, Dos Santos Lima dijo que Dirceu podría ser el creador del esquema de corrupción en Petrobras mucho antes de la llegada de Rousseff al poder, el 1 de enero de 2011. "Estamos investigando –dijo ahora a O Estado– un régimen de compra de apoyos políticos al gobierno federal a través de la corrupción. Estamos diciendo que los casos Mensalão, Petrolão y Eletronuclar están relacionados, porque en ellos opera la misma organización criminal y personas vinculadas a los partidos políticos. No tengo ninguna duda de que todos están los vinculados a la Cása Civil del gobierno de Lula, todo se originó en la Cása Civil". INFOBAE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ