CASTRO QUIERE QUE OBAMA ACELERE MEDIDAS QUE SUAVICEN EL EMBARGO

None
Ante la imposibilidad de que el Congreso estadounidense levante en lo inmediato el bloqueo económico a Cuba, el presidente Raúl Castro quiere que su homólogo Barak Obama acelere de aquí al final de su mandato las medidas para suavizar su alcance. Raúl Castro y Obama se reunieron el martes en la Asamblea General de la ONU, el primer encuentro desde la reapertura de embajadas en julio pasado tras más de 50 años, y el segundo desde el de abril durante la Cumbre de las Américas en Panamá, que formalizó el acercamiento entre Washington y La Habana iniciado a fines de 2014. En la sede de Naciones Unidas en Nueva York, en un "ambiente respetuoso y constructivo", Castro, presente por primera vez en la gran cita anual de la ONU, reiteró a Obama la condición de levantar el embargo para normalizar las relaciones bilaterales. "El presidente cubano reiteró que para que haya relaciones normales entre Cuba y Estados Unidos debe ser levantado el bloqueo que causa daños y privaciones al pueblo cubano", dijo el canciller Bruno Rodríguez en una conferencia al final de esa reunión. "El ritmo del proceso de normalización de las relaciones bilaterales dependerá del levantamiento del bloqueo, que la realidad del bloqueo sea modificada sustancialmente mediante las muy amplias facultades que tiene el presidente de Estados Unidos", agregó. En efecto, y según las autoridades cubanas, Obama tiene la capacidad ejecutiva de cambiar "muchos elementos de la aplicación del bloqueo". "Las decisiones ejecutivas tomadas hasta ahora son de valor muy limitado, de alcance y profundidad limitadísima, y no tocan ningún hecho significativo de la aplicación del bloqueo", precisó. El Congreso es el único facultado para desmontar el embargo, un entramado legal vigente desde 1962 que está codificado en varias normativas, la más completa de ellas la ley Helms-Burton de 1996. Pero Obama puede ordenar la modificación de aspectos del bloqueo, como ya lo ha hecho con el levantamiento de numerosas restricciones, más recientemente a mediados de mes cuando eliminó el límite de 2.000 dólares de remesas hacia la isla y autorizó a estadounidenses a tener empresas en Cuba. Ambos países aplican ya además un cambio en las restricciones de movimiento de diplomáticos, por ejemplo. AFP