EL AUTOR DE LA MASACRE DE OREGON DEJÓ UN MISTERIOSO PAQUETE Y SE SUICIDÓ

None
En medio del tiroteo que dejó 9 muertos y varios heridos en el Community College de Umpqua, en Roseburg, el atacante perdonó a un estudiante y le entregó un misterioso paquete para las autoridades. Minutos más tarde se suicidó. Así lo confirmó a las autoridades Jannet Willis, la abuela de Anastasia Boylan, quien resultó herida y simuló estar muerta durante lo que restó del ataque. "'¡Abuela, él mató a mi maestro! ¡Él mató a mi maestro! ¡Yo lo vi!''', dijo la joven de 18 años a su abuela cuando ésta fue a visitarla al hospital. Boylan también contó que el agresor le dijo a un estudiante de la clase de redacción que se quedara de pie en una esquina, le dio un paquete y le instruyó entregarlo a la Policía, relató Willis. Las autoridades de Oregon no confirmaron si tienen dicho paquete, pero un funcionario policial dijo el sábado que han obtenido un manifiesto de varias páginas. El oficial no reveló los contenidos del documento, pero lo describió como un esfuerzo por dejar un mensaje a las fuerzas del orden. El funcionario agregó que el documento fue dejado el jueves en la escena del crimen, pero no especificó cómo fue que las autoridades lo obtuvieron. Gran cantidad de personas participaron de la vigilia en el campus universitario Reuters El dato confirma lo que ya había adelantado la difusión de supuestos mensajes publicados por el asesino en un foro anticipando la masacre: Christopher Sean Harper-Mercer, de 26 años, había planificado minuciosamente el ataque. "Con algunos de ustedes está todo bien. No vayan a la escuela mañana si están en el noroeste". El mensaje continúa: "Lo que pase a continuación será posteado mañana a la mañana. Hasta luego, robots del espacio". Pasaron menos de 24 horas hasta que abrió fuego en el Community College de Umpqua. Boylan, estudiante de primer año en el colegio comunitario Umpqua, también le dijo a su abuela que el agresor les preguntó a los presentes sobre sus creencias religiosas. "Si eran cristianos, él les disparaba en la cabeza", expresó Willis el viernes por la noche, citando lo relatado por su nieta. Sin embargo, reportes opuestos surgieron sobre las palabras de Harper-Mercer al disparar a sus víctimas. Stephanie Salas, madre de Rand McGowan, otro alumno que sobrevivió, dijo que su hijo le contó que el asesino preguntó a sus víctimas si eran religiosos, pero que no se enfocó específicamente en los cristianos. El sábado, la autopsia realizada sobre el cuerpo del atacante reveló que, a diferencia de lo que se había dicho en un primer momento sobre que había sido abatido por la Policía, que "la causa de muerte del tirador fue un suicidio". Así lo afirmó el jefe policial de Douglas, John Hanlin, quien agregó que el autor de los disparos estaba inscripto al curso donde se produjo la masacre. También reveló que en el marco de la investigación se entrevistó a cientos de personas, incluidos vecinos y familiares del atacante, con la intención de poder determinar las causas de la masacre. Durante la investigación se encontraron 14 armas pertenecientes Harper-Mercer. INFOBAE