THE WASHINGTON POST APELARÁ LA "SENTENCIA INDIGNANTE" QUE RECIBIÓ SU CORRESPONSAL EN IRÁN

None
Rezaian, de 39 años, fue detenido en julio de 2014 acusado de espionaje y otros crímenes contra la seguridad nacional, tras desempeñarse durante dos años como corresponsal en Teherán del prestigioso diario estadounidense. "El veredicto de culpabilidad anunciado por Irán representa una injusticia escandalosa", dijo el editor ejecutivo del periódico Martin Barón en un comunicado. "Irán se ha comportado con desmesura a lo largo de este caso, pero nunca como en esta ocasión, con este fallo de un tribunal revolucionario por el que se condena por graves delitos a un periodista inocente tras un procedimiento que se desarrolló en secreto, sin que se exhibieran pruebas de ningún tipo", agregó. Desde mayo pasado compareció en cuatro ocasiones ante el tribunal revolucionario de Teherán, una corte especial que se ocupa de los casos políticos o relacionados con la seguridad nacional. Washington llamó a las autoridades iraníes a liberar al periodista, pero Teherán, que no reconoce la doble nacionalidad, afirma que se trata de un caso exclusivamente iraní y subraya la independencia del poder judicial en el país. Durante el juicio, la madre de Rezaian criticó la larga detención de su hijo y las reiteradas demoras del juicio. La mujer denunció incluso que nunca tuvo detalles de los cargos a los que se enfrentó Rezaian ni acceso a las grabaciones del proceso, imprescindibles, agregó, "para que el pueblo iraní y el pueblo estadounidense puedan ver si de verdad Jason hizo daño a Irán o no". "Está muy cansado. Está muy aislado. No lo tienen con otra gente con la que pueda hablar en el mismo idioma, inglés, farsi, así que está muy aislado", se quejó INFOBAE