EL ENIGMA DE LA PERIODISTA QUE SE AHORCÓ DESPUÉS DE PERDER UN VUELO

None
En medio de una investigación dirigida por el gobierno turco, las dudas y las sospechas empezaron a surgir en torno de la muerte de la periodista británica Jacky Sutton. Su cuerpo fue encontrado sin vida en la noche del sábado por tres turistas rusos en el baño del aeropuerto Atatürk de Estambul. Estaba ahorcada con los cordones de sus zapatillas. La mujer de 50 años, ex periodista de la BBC y directora de la organización para reporteros de guerra Institute for War & Peace Reporting (IWPR), había perdido su vuelo de conexión a Erbil, la capital del Kurdistán iraquí cuando llegó al aeropuerto. De acuerdo con las cámaras de seguridad, Sutton, procedente de Londres, reclamó alguna solución a la aerolínea porque, de acuerdo con las primeras informaciones, no tenía dinero para comprar otro pasaje. Sin embargo, una agencia de noticias local informó que con junto a su cuerpo sin vida fue encontrado dinero. A estas sospechas se añade el hecho de que una de las cámaras del aeropuerto, y que podría haber mostrado más información sobre el suceso, estaba estropeada. Sus amigos y compañeros no creen que Jacky Sutton haya sido capaz de suicidarse por simplemente perder un vuelo. "Hay mucho escepticismo entre los que la conocíamos. No tiene sentido que se matase por perder un vuelo", aseguró a The Guardian una compañera de estudios, Susan Hutchinson, quien describió a Sutton como una persona "dura" que en la última década había vivido en países como Afganistán e Irak. "Es imposible", aseguró a la prensa británica el periodista iraquí Mazin Elías, "alguien mató a Jacky", agregó. "Es necesaria una investigación internacional y no solo una local", pidió otra compañera de Sutton en Twitter, uniéndose al coro de voces de amigos y conocidos que exigen al Ministerio de Exteriores británico que se involucre para llegar a la verdad. De acuerdo al diario El País, Sutton era consciente del peligro de su trabajo como directora del IWPR en Irak, que había asumido en junio, y precisamente regresaba de Londres tras asistir a un acto de homenaje a su predecesor, Ammar al Shahbander, quien falleció en un atentado con coche bomba en Bagdad el pasado mayo. "Las circunstancias de su muerte no están claras y estamos tratando de establecer los hechos", denunció en un comunicado el IWPR. Por su parte, Sudipto Mukerjee, un alto cargo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –en el que también trabajó Sutton-, afirmó en un mensaje de Twitter que resulta "muy difícil creer que Jacky Sutton cometiese suicidio". El periodista iraquí Mazin Elías recuerda que ella se había dedicado en cuerpo y alma a fomentar la libertad de expresión en Irak. Además, estaba completando su tesis doctoral. INFOBAE