CÓMO FUNCIONA LA MONSTRUOSA MAQUINARIA DE PROPAGANDA YIHADISTA

None
Desde el surgimiento del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), el grupo yihadista ha demostrado no tener sólo una gran capacidad militar en el campo de batalla. La propaganda -la digital vía redes sociales y también la tradicional, en la calle, con carteles y volentes- se ha convertido sin duda en una de sus máximas virtudes. Un artículo publicado en Yahoo Noticias con el título "ISIS quiere tenerte" da cuenta de los detalles de este particular fenómeno. Sin embargo, de acuerdo con el texto, incluso aunque los gobiernos occidentales admiten que ISIS domina el campo de batalla digital, existe una contraofensiva encabezada por ciudadanos -ex yihadistas y familiares de milicianos occidentales- que lentamente está comenzando a enfrentar la maquinaria propagandística del grupo. Decapitaciones, atentados suicidas, y los asesinatos más crueles son algunas de las imágenes recurrentes del yihadismo. Sin embargo, llama la atención el profesionalismo, digno de las mejores escuelas de publicidad, y sus videos de propaganda, que no tienen nada que envidiarle a las taquilleras películas hollywoodenses. El manejo de las redes sociales es otra de sus virtudes Otro pilar de la estrategia comunicacional del grupo es su intensa actividad en las redes sociales. Los investigadores estiman que poseen al menos 45.000 cuentas de Twitter, y que emiten más de 200.000 posteos diarios en la web: una gigantezca e incesante maquinaria de propaganda yihadista. "Son mucho más sofisticados que Al Qaeda, que tenía a dos hombres sentados en una colina en Paquistán hablandole a una cámara fija por 40 minutos", explicó Richard Stengel, Subsecretario para la Diplomacio Pública y los Asuntos Públicos del Departamento de Estado de Estados Unidos. Carteles yihadistas en las ciudades de los territorios bajo su control Otro de los testimonios recopilados en el artículo es el de Michael Steinbach, director asistente de la sección de contraterrorismo del FBI: "ISIS ha utilizado las redes sociales mejor que cualquier otro grupo terrorista en el pasado y en la actualidad". Y agregó: "Han dominado su uso como una herramienta de propaganda, de reclutamiento y de orientación". Además, el especialista del FBI explica la claridad del mensaje yihadista, que pide a sus seguidores: "Únanse al Califato, y si no pueden, entonces cometan un atentado en los Estados Unidos". El reclutamiento de jóvenes occidentales. ¿Cómo lo hacen? "Es todo acerca de la narrativa ideológica del agravio", dijo Mubin Shaikh, de 40 años, un ex reclutador de talibanes nacido en Toronto que ahora pasa mucho de su tiempo tratando de evitar que los jóvenes sean atraídos por reclutadores de ISIS "online". Las redes sociales no reemplazan la difusión a través de panfletos y volantes "En los comienzos de la guerra civil en Siria, mi 'time line' de Twitter estaba llena de cuerpos heridos, piernas amputadas, bebés demacrados, personas hambrientas, todas ellas sirias", relató Shaikh. "Cuando ves esas cosas y de pronto aparece ISIS en un video diciéndote 'Mira lo que le han hecho a tu gente', ¿cómo puedes no actuar?". Según él, se trata de un método racional empleado por él mismo para reclutar yihadistas a fines de los 90: "Occidente está en guerra contra el Islam y contra los musulmanes. Tenemos que pelear. Y cada musulmán tiene un deber en esto". Mientras los espeluznantes videos se convierten en la carta de presentación de ISIS, su equipo de medios de comunicación se ocupa de difundir en los territorios bajo su control ensayos fotográficos y videos llenos de sonrisas en los que los combatientes reparten caramelos a los niños, mercados llenos de alimentos, granjas y fábricas en funcionamiento. El objetivo es pintar un cuadro idílico de cómo es la vida en el califato -una ampliamente aceptada y noble visión islámica de un estado utópico creado por Alá para todos los musulmanes-. Pero, ¿a quiénes están reclutando?. De acuerdo con un informe reciente recogido por al artículo de Yahoo Noticias, el número de combatientes extranjeros que ha acudido a Siria para unirse ISIS y otros grupos yihadistas se ha triplicado en el último año, constituyendo la "mayor convergencia global de los yihadistas en la historia." En su mayoría, se trata de jóvenes sin perspectivas, conflictivos, depresivos y que no ven un futuro para ellos mismos. INFOBAE