IRÁN SUSPENDIÓ EL DESMANTELAMIENTO DE CENTRIFUGADORAS NUCLEARES

None
Irán detuvo en los últimos días el desmantelamiento de dos plantas de enriquecimiento de uranio, según informaron medios estatales este martes. La decisión fue tomada luego de que legisladores conservadores se quejaran ante el presidente Hasan Rohani de que el proceso fue llevado a cabo demasiado rápido. La semana pasada, el régimen persa anunció que había comenzado el cierre de plantas centrifugadoras inactivas en Natanz y Fordow, en el marco del acuerdo nuclear alcanzado con las potencias del G5+1 (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China) en julio pasado. El pacto establece que Irán debe limitar su programa nuclear a cambio de un alivio de las sanciones económicas impuestas contra el régimen islámico. Los funcionarios iraníes más conservadores se resisten al acuerdo nuclear y han tratado por todos los medios de socavar los esfuerzos de los moderados. "El proceso de desmantelamiento se detuvo con una advertencia", indicó Ali Shamkhani, secretario del Consejo de Seguridad Nacional, citado por la agencia de noticias estudiantil ISNA. Shamkhani no especificó a qué se refería con "advertencia", pero el jefe de la comisión parlamentaria del acuerdo nuclear, Alireza Zakani, manifestó a la agencia de noticias Mehr que el desmantelamiento fue suspendido por una carta que los legisladores conservadores enviaron a Rohani. La misiva fue escrita por unos 20 parlamentarios de la línea más dura del régimen iraní, quienes subrayaron en la carta que la desactivación de las centrifugadoras contradecía las directrices del líder supremo, Alí Khamenei, consigna The Jerusalem Post. El ayatollah había manifestado que el acuerdo sólo debía aplicarse una vez que estuvieran resueltas las alegaciones de las dimensiones militares del pasado del programa nuclear. Se espera que la Agencia Internacional de Energía Atómica pronuncie sus conclusiones sobre las dimensiones militares el próximo 15 de diciembre. INFOBAE