TENÍAN SEXO EN UN HIDROMASAJE Y LOS ENCONTRARON MUERTOS

None
Una pareja sexagenaria de canadienses murió el pasado lunes en el interior de su habitación en un exclusivo resort de Playa del Carmen, México. Los cuerpos de las víctimas fueron hallados en la bañera de hidromasajes que se encontraba en su cuarto, según confirmó la policía local. Los canadienses fueron identificados como Charles Mackenzie y Dorothy Mackenzie, de 67 y 63 años respectivamente. Sin rastros de violencia, las víctimas fueron encontradas en el jacuzzi sin signos vitales luego de dos días en los que no hubo noticias sobre ellos. La puerta de la habitación tampoco parece haber sido forzada. Según consignó el diario británico The Sun, estaban manteniendo relaciones sexuales cuando súbitamente el hombre sufrió un paro cardíaco que lo fulminó. Las especulaciones afirman que al intentar reanimarlo, la mujer quedó de alguna manera sumergida debajo y murió ahogada. La pareja, oriunda de Nueva Escocia, había ido a Playa del Carmen para asistir a la boda de su hija el próximo jueves. Fue la joven quien encontró sus cuerpos sin vida. Se preocupó porque sus padres no habían ido a desayunar la mañana del martes, por lo que llamó a la habitación. Al no recibir respuesta por parte de ellos, pidió ayuda al personal del resort Playacar Palace. Fue así que pudo ingresar en el cuarto. Eran las 10 del martes. Una oficial que no pudo dar su nombre por no estar autorizado a hablar con la prensa aseguró a la agencia de noticias AP que las muertes fueron accidentales y sostuvo que el infarto del hombre fue lo que provocó también el ahogamiento por sumersión. Personal del hotel señaló que la pareja había arribado a Playa del Carmen un día antes de su muerte. David Rubeo, vocero del resort, desechó la posibilidad de que hubieran muerto a raíz de un electrocutamiento provocado por el hidromasaje. "El cuarto estaba perfectamente bien. Todo el equipamiento estaba funcionando perfectamente", añadió el hombre. INFOBAE