EL PADRE DE UNO DE LOS TERRORISTAS DE PARÍS VIAJÓ A SIRIA PARA ALEJARLO DEL ESTADO ISLÁMICO

None
Samy Amimour, uno de los terroristas suicidas que hicieron volar su chaleco de explosivos en el ataque a la sala Le Bataclan en el que murieron alrededor de 100 personas el viernes pasado, intentó sin éxito que su hijo abandonara hace un año los combates en Siria con el Estado Islámico (ISIS). Según detalla el diario El País, la historia de este hombre se hizo pública en 2014, un año antes de que ISIS decidiera atacar la capital francesa en la ola de atentados más brutales que jamás había sufrido. La periodista de Le Monde Stéphanie Marteau publicó, en diciembre de 2014, la historia de Mohamed después de que éste regresara de Siria destrozado por su fracaso a la hora de convencer a su hijo de que abandonase los combates junto a los yihadistas contra Bashar al Assad. En el reportaje se identifica al hijo como Khader para preservar su identidad, pero este lunes el diario francés ha confirmado que Khader es Samy Amimour, un franco-argelino identificado como uno de los atacantes del teatro Le Bataclan. Mohamed trabajaba en un negocio de ropa en Seine-Saint-Denis. Su hijo se unió al ISIS y, como sabía que si regresaba a Francia sería arrestado, decidió viajar al enclave terrorista para convencerlo de que lo mejor era desertar y refugiarse en Argelia. El padre logró embarcarse en un autobús junto con esposas de combatientes y voluntarios de todas las nacionalidades que cruzaron el desierto hasta llegar a Minbej, enclave del ISIS a 80 kilómetros de Alepo. Allí, el hombre describió a la periodista de Le Monde la amarga espera, víctima del rigor de la organización yihadista, que le impedía fumar, lo obligaba a rezar, le mostraba videos de torturas y lo escoltaba en los escasos encuentros con su hijo. Estos fueron tan fríos que el joven ni siquiera quiso explicar cómo había sido herido en una visita a Raqqa después de la cual usaba muletas. En el reportaje el hombre, le asegura a la periodista que, mediante conversaciones mensuales en Skype, aún intenta persuadir a su hijo. Mohamed no pudo, Samy Amimour se convirtió en uno de los asesinos terroristas de la capital francesa. Nacido el 15 de octubre de 1987 en París y por quien Francia había lanzado un mandato de arresto internacional, se hizo explotar en la sala de teatro Le Bataclan. Amimour estuvo en Siria hace dos años. Era conocido "por la Justicia antiterrorista y fue inculpado el 19 de octubre de 2012 por asociación terrorista para delinquir y había sido colocado bajo control judicial", agrega la Fiscalía de París. Tras violar ese control a finales de 2013, había sido objeto de una orden de captura internacional. Tres de sus parientes fueron detenidos y estaban siendo interrogados por la policía. Uno de ellos es Mohamed. INFOBAE