ISIS EJECUTÓ A UN CHINO Y A UN NORUEGO

None
La revista del grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) anunció este miércoles la ejecución de dos rehenes, uno chino y otro noruego, que estaban en manos de la organización yihadista.
 
Dabiq publica en su número doce fotografías de los cuerpos de los dos presuntos rehenes con el rostro ensangrentado y una banda roja en la que se lee: "Ejecutados después de haber sido abandonados por las naciones y las organizaciones infieles".
 
 
En el mismo número de la revista, el grupo terrorista confirmó que estuvo detrás del atentado contra el avión ruso en el Sinaí y mostró fotografías de una bomba casera.
 
 
Los rehenes asesinados por ISIS
La revista es publicada en varios países europeos y en varios idiomas, para de esta forma llegar a la mayor cantidad de fanáticos del islam alrededor de todo el planeta. Lleva ese nombre por la ciudad siria, rica en simbología para el mundo musulmán.
 
Raqqa, bastión yihadista en Siria, se convirtió en diana de bombardeos rusos y franceses, que causaron 33 muertos y la huida de familiares de los combatientes extranjeros del Estado Islámico.
 
La cooperación entre Moscú y París, dos países con una posición diametralmente opuesta sobre el futuro del presidente sirio, Bashar al Assad, es la consecuencia de los atentados en París y contra un avión ruso en el Sinaí egipcio, reivindicados por el ISIS.
 
En su revista, ISIS aclara que hizo caer el avión ruso el 31 de octubre introduciendo una bomba en su interior. Publica fotos del supuesto explosivo, al parecer disimulado en una lata de refresco, y de pasaportes de algunos de los pasajeros fallecidos, que recuperó en el lugar donde se estrelló el Airbus A-321.
 
 
La bomba que ISIS introdujo en el avión ruso
Los dos países quieren atacar al ISIS donde más le duele, en Raqqa, una ciudad norteña a orillas del Éufrates conquistada por los yihadistas al comienzo de 2014. "Allí es donde hay que golpear a Daesh (acrónimo árabe del ISIS), en sus fuerzas vivas", afirmó el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian.
 
Según un balance preliminar, los bombardeos franceses y rusos contra depósitos de armas, cuarteles y puestos de control en Raqqa y sus alrededores provocaron "33 muertos y decenas de heridos en las filas del ISIS" en 72 horas, declaró a la Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).
 
"El número limitado de muertos se debe a que los yihadistas habían tomado precauciones. Sólo había guardias en los alrededores de los depósitos y de los cuarteles, y la mayoría de ellos han muerto", explicó.
 
INFOBAE