MARINERO RUSO BORRACHO CHOCA BUQUE DE 7.000 TONELADAS

None
Un marinero ruso en completo estado de ebriedad chocó un buque carguero de 7.000 toneladas y 423 pies. El ruso bebió medio litro de ron antes de trabajar, según los investigadores, logró chocar en la costa de Escocia el invierno pasado… a toda velocidad. El 18 de febrero, a las 2:30 a.m., el buque Lysblink Seaways iba en camino de Belfast, Irlanda del Norte, a Skogn, en Noruega, cuando se estrelló violentamente en la costa rocosa cerca de Kilchoan, en la península Ardnamurchan. Cuando el barco fue rescatado, estaba tan estrepitosamente dañado que tuvo que ser desechado. Ocho veces el límite Una investigación de sucedido descubrió que el primer oficial del navío, de 36 años de edad –el único oficial de guardia al momento del accidente–, se había “distraído… debido a los efectos del consumo de alcohol”, dijo la División de investigación de accidentes marítimos en un informe publicado el jueves. Mientras estaba fuera de servicio en su cabina, el oficial hizo una llamada telefónica privada que “le causó ansiedad y después consumió alrededor de 0,5 litros de ron”, agregó el informe. La mitad de un litro son aproximadamente 17 onzas. Después de eso comenzó su guardia a medianoche como el único oficial a cargo del navío. La cantidad de alcohol que el oficial consumió lo hizo fallar al trazar ajustes cruciales en el curso, decía el informe… y el sistema de alarma de navegación de la nave, el cual podría haber alertado al resto de la tripulación respecto a su incapacidad, no estaba encendido. Una prueba de aliento del primer oficial, unas cuantas horas después del accidente, mostró 2,71 mg/ml de alcohol en su aliento… casi ocho veces el límite del Reino Unido para navegantes profesionales. (El contenido de alcohol en sangre podría ser de 0,27 en terminología estadounidense). ¿Norma de cero alcohol? Desobedecida El propietario del barco, DFDS, tiene una política de alcohol de tolerancia cero a bordo y supuestamente debía realizar pruebas al azar de alcohol y drogas. Pero la investigación encontró que el Seaways Lysblink llevaba un depósito franco que incluía una reserva de licores, cerveza y vino, y los miembros de la tripulación a menudo desobedecían la norma de cero alcohol. “Los registros indicaron que la bodega regularmente era reaprovisionada y las botellas y cartones vacíos de cerveza, vino y bebidas alcohólicas que se encontraron a bordo después del accidente indicaban que la tripulación consumía importantes niveles de alcohol”, decía el informe. Tampoco había evidencia alguna de que se hubiera llevado a cabo alguna prueba de alcohol al azar a los miembros de la tripulación. Pero el exceso de ron fue lo único que contribuyó al accidente, lo cual provocó que el buque perdiera 25 toneladas de gasóleo marítimo en las aguas costeras. La investigación también descubrió prácticas de navegación pobres y falta de medidas de control… las cuales, si hubieran estado establecidas, podrían haber prevenido el accidente. El informe no contenía ninguna recomendación pues mencionaba que el propietario del buque ya había tomado medidas, incluyendo la eliminación de depósitos francos de los buques y el estudio del régimen de pruebas de alcohol al azar. ‘Sin excusas’ Gert Jakobsen, portavoz de DFDS, le dijo a CNN: “Es un caso que no habíamos visto antes y no hay excusas para ello en absoluto”. “Todos (en la compañía) conocen las consecuencias de tener alcohol en la sangre o de que tengan alcohol en su posesión a bordo… el oficial a cargo fue despedido”. “Nos alegra que ninguna persona haya resultado herida durante esta situación tan peligrosa”.
LA TRIBUNA DE HONDURAS