HONDURAS: UNOS OCHO MUERTOS DEJA BALACERA EN CHOLOMA

None
Unas ocho personas murieron este mediodía cuando hombres fuertemente armados protagonizaron una balacera en el sector López Arellano de Choloma, departamento de Cortés, Honduras. El hecho violento se registró en la terminal de buses de la colonia Cerro Verde, cuando los gatilleros atacaron a balazos a varias personas que estaban en el lugar. Datos preliminares arrojan que en la balacera ocho personas murieron al instante, entre ellos conductores, cobradores y despachadores de buses. En el atentado criminal se estableció que también resultaron varias personas heridas que fueron llevados a centros asistenciales. Las autoridades del Hospital Mario Catarino comentaron que solo una persona ingresó herida a ese lugar y a la 1:00 de la tarde estaba siendo atendida. Se trata de Goldin Joel Rodríguez, de 26 años, quien presenta un impacto de bala en uno de sus brazos y es posible que sea intervenido quirúrgicamente. Los delincuentes que perpetraron la nueva masacre, una vez cometido el crimen se dieron a la fuga con rumbo desconocido. Minutos después varios agentes de la Policía Nacional llegaron al lugar y acordonaron la escena del crimen, al tiempo que realizaron operativos en el sector para dar con el paradero de los responsables.

CRIMINALES ANDABAN ENCAPUCHADOS

Los vecinos del lugar comentaron que a las 12:00 del mediodía escucharon una ráfaga de disparos y gritos de personas. Los pistoleros se conducían en varios vehículos, andaban sus rostros cubiertos con pasamontañas y portaba chalecos de la Dirección Policial de Investigación (DPI). Una de las víctimas mortales fue identificada como Javier Mendoza, un despachador que hace un año de trabajaba en el lugar. Entre lágrimas sus familiares atribuyeron el hecho criminal a integrantes de maras y pandillas que delinquen en esa zona. Sin embargo, los compañeros de las víctimas comentaron que en esa terminal están al día con el pago del cobro de las extorsiones. También se identificó al conductor de uno de los autobuses de nombre Gerardo Dubón de 27 años, cuyo cuerpo quedó tirado cerca de un microbús. Los cadáveres quedaron tendidos en diferentes puntos de la terminal de buses, presentaban disparos en la cabeza, el tórax y el abdomen. Cerca de la 1:00 de la tarde, al lugar se hicieron presentes personas que estaban con la insertidumbre de saber si sus parientes estaban o no entre los muertos.   LA TRIBUNA DE HONDURAS