CUBA LIMITA SALIDA DE MÉDICOS AL EXTRANJERO

None

Cuba restringirá las salidas de los médicos del país a partir de la semana que viene en medio de una crisis migratoria en Centroamérica de personas de la isla que buscan llegar a Estados Unidos.

La medida constituye la primera limitación impuesta a los viajes desde la importante reforma migratoria de 2013, que eliminó los engorrosos permisos que por décadas se exigió a los cubanos para viajar.

Una declaración del gobierno publicada en el periódico oficial Granma este martes informó sobre la decisión de regresar las regulaciones para viajes al exterior de galenos a la política aplicada en octubre de 2012, según la cual estos debían pedir autorización al Ministerio de Salud y al de Trabajo para poder salir.

Según Granma la medida se impone "ante la necesidad de garantizar a nuestro pueblo un servicio de salud eficiente y de calidad, así como mitigar las afectaciones que hoy se producen como consecuencia de la política migratoria selectiva y politizada de Estados Unidos hacia Cuba y la creciente contratación no planificada de médicos cubanos en otros países".

Lo que "no significa que los médicos especialistas no puedan viajar o residir en el exterior, sino que se analizarán las fechas de salida del país, teniendo en cuenta el relevo de cada profesional, para propiciar un ordenamiento laboral que garantice la accesibilidad, calidad, continuidad y estabilidad del funcionamiento de los servicios de salud", agregó Granma.

La medida será efectiva a partir del 7 de diciembre, señaló el diario.

Entre los médicos la declaración oficial con la decisión de imponer las limitaciones generó una mezcla de sorpresa y molestia, constató la AP.

“Se está dando un tratamiento diferenciado a los médicos”, dijo irritado a la AP el doctor Eduardo Herrera, cirujano del Hospital Calixto García en la capital.

Según Herrera, las autoridades aplicaron estas limitaciones “en vez de resolver la situación real del médico cubano” o sea “que los salarios son bajos y existen problemas con los recursos”. “Los cubanos van a Estados Unidos no solo por la Ley de Ajuste sino porque no tienen las condiciones de otros trabajadores en el mundo”.

Otros galenos tuvieron posiciones más moderadas pero también reconocieron el problema.

“El tema de los salarios es importante”, expresó el doctor Luis Hernández. “Aquí la inmigración es básicamente por problemas económicos, no por problemas políticos...pero pienso que el gobierno va a tomar medidas (también) en este sentido porque uno tiene que ver la génesis de la inmigración”.

Hernández, cuya especialidad es la de otorrinolaringólogo, abogó por un punto medio en las políticas que no sacrifique a los médicos pero tampoco al derecho de la población de recibir un servicio de salud de calidad por parte del Estado.

En Cuba la salud es gratuita y universal y este constituye uno de los sectores más amplio de la economía. Hay 500 trabajadores del área de los cuales en 2014 se registraron 85.563 médicos, según cifras oficiales.

En la isla un médico gana el equivalente a unos 50 dólares al mes --superior a la media de los profesionales--, aunque recibe como todos los ciudadanos prestaciones y subsidios a la comida, alimentación y servicios.

Muchos médicos optan por incorporarse a los programas de cooperación en salud de la isla con otros países como Venezuela y Brasil en los cuales pueden ganar miles de dólares y luego de unos años regresar a la isla, pero otros muchos otros aprovecharon la reforma para contratarse con clínicas privadas en terceras naciones.

En general muchos médicos estaban confundidos sobre los alcances que tendrá la normativa y las condiciones que les impondrán para darles el permiso de viaje.

En noviembre se desató una crisis de migrantes cubanos en Centroamérica, luego de que Nicaragua cerrara el paso a miles de ellos --que quedaron del lado de Costa Rica-- y pretendían llegar por tierra a Estados Unidos, a donde reciben tratamiento especial como refugiados por su nacionalidad.

La Habana acusó a Estados Unidos de fomentar este tipo de viajes irregulares con su política de "pies secos-pies mojados" por la cual son recibidos los isleños que lleguen al territorio de la nación estadounidense por cualquier vía y su Ley de Ajuste Cubano, según la que se les otorga beneficios de refugiados políticos y no se los trata como migrantes económicos.

Además recordó que Estados Unidos mantiene un programa "parole" para los galenos cubanos que se desempeñen en terceros países.

También debido a esta crisis migratoria, Ecuador comenzó a pedir desde esta semana visados a los cubanos, mucho de los cuales arrancaban su periplo migratorio desde ese país hacia el norte aprovechando que no necesitaban este tipo de documento de viaje.

Al calor de la reforma de 2013, los cubanos pueden salir normalmente del país sin los requisitos de la llamada entonces "tarjeta blanca" que además de cara era engorrosa y en el caso de médicos, científicos y otro personal, obligaba a obtener autorización de los Ministerios de Salud y Trabajo.

apnewsarchive.com