LA REVISTA TIME ELIGIÓ A ABU BAKR AL-BAGHDADI COMO EL SEGUNDO PERSONAJE DEL AÑO

None
La revista Time, que eligió a Angela Merkel como "personaje del año 2015", fue más polémica en su decisión respecto a los que le siguieron a la canciller alemana: en segundo lugar quedó el líder del Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés), Abu Bakr al-Baghdadi, y, en tercero, el polémico magnate y precandidato republicano Donald Trump.
 
A los 44 años, Al-Baghdadi transformó a ISIS de "una fuerza de campo de batalla que opera en el caos de Siria e Irak en una franquicia terrorista transnacional asesinando a civiles en más de una docena de países de todo el mundo", asegura la revista.
 
"Orquestando ataques mortales contra diversos objetivos –incluyendo remotas estadios deportivos, balnearios y museos–, ISIS ha matado a más de 1.200 víctimas civiles fuera de Irak y Siria este año, a la vez que atrajo un flujo constante de reclutas del Estado Islámico", agrega Time.
 
 
La revista debió justificar su polémica decisión
"Su objetivo más inmediato fue el reclutamiento de combatientes para sus operaciones militares en lo que fue la cuna de la civilización. Cada mes, la máquina de guerra de Al-Baghdadi recluta a unos 1.000 combatientes, 50 a 60 de ellos suicidas utilizados para maniobras básicas de combate. La mayoría son combatientes extranjeros y, como al-Baghdadi expande cada vez más sus ambiciones, son cada vez más necesarios", explica.
 
La habilidad del líder del ISIS es indudable. Aún así, para Time, se trata un "oportunista". "Él no creó la anarquía en Medio Oriente ni inventó internet, pero se ha apoderado de ellos para sus propósitos".
 
 
En efecto, algunos expertos creen que la ideología radical de Al-Baghdadi plantea una amenaza estratégica para los Estados de Europa y los EEUU. "Demostró su capacidad para desafiar los valores más aceptados de Occidental de formas en que pocos esperaban hace un año", señala la revista.
 
El jefe terrorista suscitó sin dudas una gran atención por parte de la opinión pública mundial. A principios de año apareció en un tuit de la revista francesa Charlie Hebdo. Horas después el semanario humorístico sería atacado por ISIS. "Mis mejores deseos, por cierto", rezaba el tuit de la revista, mientras que en la caricatura el líder islámico decía: "Y sobre todo, la salud".
 
 
"El resto de 2015 fue una marea roja de terrorismo de ISIS", explica la revista respecto a la elección como "personaje del año". Los ataques a París a principio y a fin de año, en Trípoli, el derribo del avión ruso en el Sinaí egipcio y la toma de Palmira fueron algunos de los grandes "hitos" del Estado Islámico durante 2015.
 
 
"Nacido en 1971 en una familia musulmana sunita de clase media-baja y devota en Irak, Ibrahim Awad Ibrahim al-Badri, quien años más tarde adoptó el nombre de guerra Al-Baghdadi, fue un niño tímido, nada excepcional, de acuerdo con las biografías recientes basadas ​​en entrevistas con aquellos que lo conocieron. Él nunca se destacó en estudios religiosos, pero era talentoso en la recitación de versos del Corán. En la universidad y durante la escuela de posgrado, estudió la técnica para recitar el Corán y escribió una tesis de maestría en un comentario medieval sobre el tema", dice Time.
 
¿Cómo llegó a radicalizarse? Estados Unidos tuvo un destacado papel en ello. "En febrero de 2004, tras la invasión de Irak, visitaba a un amigo en la ciudad de Faluya cuando oficiales de inteligencia del Ejército de norteamericano irrumpieron y los detuvieron. Al-Baghdadi fue llevado a la famosa prisión de Camp Bucca, que llegó a servir como una incubadora del yihadismo sunita, según ex funcionarios de la cárcel. Logró tejer redes, cortejando a las distintas facciones radicales y construyendo su reputación como un líder religioso basado en sus estudios islámicos.
 
"Sin embargo, todavía nadie consideraba al actual líder de ISIS como un prisionero de alto riesgo. A finales de 2004 regresó a la capital iraquí, donde realizó un doctorado y se unió a una serie de grupos yihadistas radicalizados tras la caída de Saddam Hussein y la ocupación estadounidense", subrayó la revista, cuya decisión no deja de ser polémica. No obstante, no hay dudas de que Al-Baghdadi fue un personaje de gran trascendencia durante 2015, el año de "consagración" de ISIS.
 
INFOBAE

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ