BARCELONA SE CORONA CAMPEÓN EN EL MUNDIAL DE CLUBES

None
El FC Barcelona hizo valer su calidad y arrolló al River Plate, para coronarse campeón en el Mundial de Clubes, desarrollado en Japón. La diferencia entre los equipos europeos con el resto del planeta parece ampliarse a medida que pasa el tiempo. Si bien el fútbol se ha globalizado y países que antes no tenían un gran nivel de juego ahora son capaces de ostentar una liga competitiva, el Mundial de Clubes vuelve a demostrar que el campeón de la Champions League está varios escalones por encima que cualquier otro equipo. La contundente victoria del Barcelona por 3 a 0 ante River se suma a los otros siete triunfos de equipos europeos en las finales del certamen más importante del planeta a nivel clubes, desde el 2005, cuando reemplazó definitivamente a la Copa Intercontinental. En las 11 ediciones disputadas, los ganadores de la Copa Libertadores obtuvieron el título solamente en tres ocasiones y recibieron 21 goles, un promedio de casi dos tantos por partido. A diferencia de lo que ocurrió entre 1960 y 2004, cuando los sudamericanos consiguieron 22 triunfos, sobre 21 de Europa. Además, los únicos tres conjuntos latinoamericanos que lograron consagrarse campeones en esta nueva modalidad, han sido brasileños: San Pablo (1-0 Liverpool 2005), Internacional (1-0 Barcelona 2006) y Corinthians (1-0 Chelsea 2012). Sin embargo, el bloque sudamericano aún se muestra más fuerte que el resto de los continentes. Solamente en el año 2010, el Mazembe congoleño eliminó al representante de Conmebol, 2-0 al Internacional y antes había vencido al Pachuca de México. EL BARCELONA ES EL CLUB CON MÁS MUNDIALES DE CLUBES DE LA HISTORIA Y EL QUE MÁS GOLES HA MARCADO Uno de los posibles motivos por los cuales la diferencia se acentuó a medida que pasaron los años, es el cambio de formato que la copa sufrió en 1980. Anteriormente se jugaban dos partidos, uno de ida y otro de vuelta, y si era necesario, uno más en cancha neutral para definir al campeón en caso de empate. En aquellos años, los sudamericanos sacaban diferencia en el partido que jugaban en condición de local, y la presión que sentían los visitantes era suficiente para equiparar el trámite del partido. Otra de las razones es el poder económico que tienen los clubes europeos y que, no sólo les permite armar un gran plantel, sino además mantenerlo. Usualmente, los equipos campeones de la Libertadores no logran sostener a los 11 titulares que dan la vuelta olímpica a mitad de año hasta diciembre. En cambio, es extraño que el representante de la UEFA no presente el mismo equipo en la final del certamen europeo, que en el disputado ahora en Japón. La diferencia de tres goles que el Barcelona le sacó a River en los 90 minutos, es una de las mayores que se ha conseguido en la final del Mundial de Clubes, igualando la del 2010 cuando el Internazionale le ganó al Mazembe. Sin embargo, el club catalán consiguió la diferencia más amplia ante el Santos en 2011, cuando lo goleó 4 a 0. En las últimas seis finales, los sudamericanos marcaron solamente un tanto, contra 14 que gritaron los del viejo continente y los tres títulos conseguidos por equipos brasileños, fueron todos por la mínima diferencia. Además, el Barcelona es el club con más Mundiales de Clubes de la historia, fue campeón en 2009, 2011 y 2015, con 9 goles a favor y tan solo uno en contra, en la final ante Estudiantes que terminó 1 a 1 en el tiempo reglamentario y finalmente consiguió la diferencia en el alargue. INFOBAE