HILLARY CLINTON CONTESTA A LOS INSULTOS DE DONALD TRUMP

None
La precandidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos Hillary Clinton afirmó este miércoles que no le sorprenden los comentarios ofensivos y las vulgaridades de Donald Trump hacia ella. Clinton, en una entrevista para un medio de Iowa, le respondió a su contrincante republicano, Donald Trump, quien dijo que ella fue "vergueada" por Barack Obama en las elecciones a la candidatura de su partido en 2008.
"El tono de esta campaña es deplorable, la retórica inflamatoria que está usando (Trump) divide a la gente y va contra colectivos de manera incendiaria", aseguró Clinton en la entrevista. Trump además se burló de la candidata diciendo que era "asqueroso" que haya ido al baño durante uno de los debates televisado el pasado fin de semana. Sin embargo, el candidato se defendió en su cuenta de Twitter, y dijo que la palabra que utilizó no es vulgar, escribiendo "una vez más, el #MSN es deshonesto, "vergeueada" no es vulgar. Cuando dije que Hillary fue "vergueada" me refería a que la golpearon mal".   "No voy a responder personalmente, porque él se crece en este tipo de intercambios. Él es el que tiene que responder por lo que dice y asumir que los demás van a pedir explicaciones por su lenguaje", indicó Clinton, quien confió que su comportamiento tuviera consecuencias en su carrera por la Presidencia. La candidata, que es favorita de las encuestas para las primarias demócratas del estado de Iowa, dijo que "no es la primera vez que ha demostrado una afición por los comentarios sexistas", por lo que no se sorprende.

Pasando factura

Los comentarios de Trump hacia Clinton le están pasando factura en su candidatura. Según los medios locales, el favorito para la nominación presidencial republicana, recibió una serie de duras reacciones. Los comentarios de Trump fueron calificados de "ataque increíblemente sexista" por el sitio progresista ThinkProgress. Estas reacciones podrían deteriorar la imagen de Trump en plena campaña, quien en una nueva encuesta, publicada este martes, realizada a potenciales votantes de las primarias del Partido Republicano, se situó tan solo cuatro puntos por encima del segundo favorito, el senador por Texas Ted Cruz. EL TIEMPO