STEVE KERR PIERDE LA CORDURA Y WARRIORS RESPONDEN CON PALIZA

None
Hasta el entrrnador de una escuadra que posee el mejor récord de inicio de temporada en la historia de la liga tiene todo el derecho para destruir su portapapeles. Insatisfecho con la producción ofensiva de sus Golden State Warriors, Steve Kerr rompió una tabla sujetapapeles y la lanzó al suelo antes el inicio del segundo periodo mientras trataba de hacerse entender y corregir el desinterés que permanecía sobre los campeones actuales una noche después de haber eludido una vergonzosa derrota ante los Philadelphia 76ers. Los Warriors entonces despejaron sus mentes del peor periodo inicial de esta campaña en el cual perdían 20-18 y dispararon 7 de 21 desde el campo y 3 de 7 desde la línea de tres puntos, y encendieron los motores del mejor ataque ofensivo de la liga para aplastar a los New York Knicks 116-95 la noche del domingo en el Madison Square Garden. Golden State encestó 35 de 56 desde el campo y marcó 12 de 25 triples el resto de la noche. “Coach Kerr obtuvo la atención nuestra muy bien”, indicó Klay Thompson, que lideró la explosión ofensiva, anotando 14 de sus 34 puntos en el segundo periodo en ruta a la séptima victoria al hilo del conjunto que encabeza la liga con la mejor foja. El registro de 44-4 para iniciar esta campaña, además, igualó el mejor arranque de torneo que lograron los 76ers en 1966-67. “Estuvo muy animado en la línea de banda y le respondimos bien. Nos dijo que estábamos jugando muy embarazoso y que teníamos que mejorar”, señaló Thompson, que por primera vez en su carrera hilvanó una racha de tres encuentros anotando sobre 30 puntos. El triunfo del domingo también concluyo el mes de enero con foja de 14-2, la mayor cantidad de triunfos en dicho mes en la historia de la organización desde que se trasladó a la costa oeste de cara al torneo 1962-63. Draymond Green, que recibió elogios de Kerr por la sinceridad que demostró el sábado en Filadelfia, comentando que estaba extremamente decepcionado por su capricho de obtener un triple-doble, esta vez fue exitoso, llenando la hoja de estadísticas con 20 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias. “Así es que se hace. Llega a través del ritmo del juego dentro del ritmo a la ofensiva y así es que todos los hemos hecho”, señaló Green, que encabeza la NBA en triple dobles y estuvo a una asistencia de lograrlo contra los Sixers. “Cuando comienzas hacer lo que yo hice ayer, no funciona. Me alegré de que no lo logré ayer porque no me lo merecía al contrario de hoy, si sucede, sucede. Nunca he sido un chico de números. Por alguna razón ayer sólo quise hacerlo. Eso no es lo que soy. Estoy contento que no lo hice ayer”. El triple-doble de Green, su noveno de la temporada, empató la marca de la franquicia establecida por el Salón de la Fama, Tom Gola, durante el torneo 1959-60. Kerr afirmó que le había dado un vistazo al papel de los numeritos durante en la recta final del tercer periodo o en el cuarto y notaba que Green estaba a un rebote de su hazaña. Green recuperó su décimo rebote de la noche tras un mal disparo de Stephen Curry restando 5:47, convirtiéndolo entonces en una bandeja que amplió la ventaja a 20 puntos.“Me gusta mejor cuando necesita un rebote que cuando necesita una asistencia”, bromeaba el estratega de los Warriors. “Es mucho mejor”. ESPN

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ