BULGARIA DESPLEGARÁ A MÁS DE 400 MIEMBROS DE SUS FUERZAS DE SEGURIDAD EN SU FRONTERA CON GRECIA

None
Bulgaria desplegará a más de 400 miembros de sus fuerzas de seguridad en su frontera con Grecia para hacer frente a la posible llegada de migrantes desde ese país, anunció este sábado el primer ministro Boiko Borisov.
 
"Algunos centenares de personas, más de 400, del ejército, la gendarmería y la policía estarán aquí de manera permanente", dijo Borisov tras asistir a un ejercicio de las fuerzas seguridad con vehículos blindados y helicópteros cerca de la frontera griega.
 
"Otros 500 hombres podrán ser movilizados en pocas horas en la frontera en caso de necesidad", añadió.
 
 
Bulgaria, que hasta ahora está fuera de las rutas que toman los migrantes hacia el norte, quiere evitar la llegada de algunos de los 30.000 refugiados bloqueados en Grecia como consecuencia de las limitaciones de entrada impuestas por Austria y algunos países de los Balcanes.
 
 
Mientras tanto, la situación de la región ha empeorado considerablemente. Unos 13.000 migrantes estaban bloqueados el sábado en la frontera entre Grecia y Macedonia, en condiciones de higiene deplorables, indicó un responsable griego.
 
"Hemos contabilizado 13.000 personas aquí y 20.000 en esta prefectura, es decir más del 60% de la población total de migrantes en el país", dijo Apostolos Tzitzikostas, gobernador regional de la prefectura griega de Macedonia, al canal Skai.
 
"No podemos seguir soportando todo el peso solos", señaló Tzitzikostas, que pidió que el gobierno declare el estado de emergencia en la zona.
 
 
 
Más de 30.000 migrantes se encuentran actualmente bloqueados en Grecia, tanto en las islas griegas del mar Egeo, como en el puerto de Atenas de El Pireo y en el puesto fronterizo de Idomeni, entre Grecia y Macedonia.
 
 
 
El número de migrantes -principalmente sirios, iraquíes y afganos- bloqueados en Grecia ha aumentado en las últimas semanas debido al cierre de la frontera del lado macedonio y las medidas restrictivas tomadas por varios países de los Balcanes.
 
Por su parte, organismos humanitarios se movilizaron para suministrar ayuda a estas personas. Médicos Sin Fronteras comenzó a distribuir el sábado carpas para otras 1.000 personas. Varios migrantes duermen al aire libre, en condiciones deplorables, informó un periodista de la AFP.
 
Bruselas acogerá el lunes una cumbre extraordinaria entre la UE y Turquía centrada en la crisis migratoria en Europa, la peor desde la Segunda Guerra Mundial.
 
Desde la frontera con Macedonia, Husam, un sirio de 25 años, explica que los migrantes esperan mucho de esta cumbre. "Ahora estamos tranquilos porque esperamos un resultado favorable el lunes y que nos dejen cruzar", dijo. "Pero si eso no pasa, no sé lo que sucederá", añadió.
 
infobae