JOHN KERRY LLEGÓ A HIROSHIMA

En su histórico viaje a Hiroshima, el secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry, ya pronunció una frase que quedará marcada de aquí en más: "Un mundo sin armas nucleares". Esta es la primera vez que un ministro estadounidense pisa esa ciudad japonesa desde el ataque nuclear de 1945. Además, se trata del más alto responsable del gobierno norteamericano que jamás haya visitado la zona. En 2008 ya había estado en la ciudad la entonces presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Kerry arribó a Japón luego de hacer una sorpresiva parada en Afganistán, y llegó en horas de la madrugada desde Kabul a la base militar de Iwakuni. El funcionario, que participará durante la jornada en las reuniones de los ministros de Relaciones Exteriores del G7 que se celebran hasta el lunes, le concedió una entrevista al periódico local Chugoku Shimbun, y habló sobre la situación nuclear en el planeta, aunque evitó cualquier cuestión del ataque nuclear de 1945. "Apoyo a un mundo sin armas nucleares", señaló Kerry quien recordó que "el presidente Obama promovió este objetivo y expuso una visión de un mundo sin armas nucleares", en una alusión a un discurso en Praga en 2009. "Estados Unidos está comprometido desde hace tiempo en el desarme nuclear mundial", aseguró. Según el Departamento de Estado, Kerry visitará el lunes, junto al ministro japonés Fumio Kishida, nacido en Hiroshima, y otros cuatro ministros del G7, el Memorial de la Paz, que recuerda a las 140.000 víctimas del bombardeo estadounidense del 6 de agosto de 1945. "No creo que tenga la intención de tomar la palabra o de hacer un gesto simbólico por separado", dijo la semana pasada un vocero en Washington. Se cree que Barack Obama podría visitar Hiroshima cuando ce celebre la cumbre de jefes de Estados y gobiernos del G7 en Japón, aunque todavía no se confirmó la presencia del mandatario. El 6 de agosto de 1945 Hiroshima quedó devastada por una bomba atómica lanzada desde el bombardero estadounidense Enola Gay. Murieron más de 140.000 personas, algunas de inmediato y otras como consecuencia de la radiación. INFOBAE