EL CAMBIO CLIMÁTICO HA CONTRIBUIDO A EXPANDIR EL HÁBITAT DE LOS VIRUS

None
El cambio climático favorece la proliferación del zika y otros virus transmitidos por mosquitos, advierten los expertos, en un momento en que Europa y Estados Unidos se preparan para afrontar una epidemia que ya causó estragos en América Latina. El incremento de las temperaturas representa una amenaza en más de una forma, indicaron expertos antes de una importante “Cumbre del Zika”, que se celebrará en París la semana próxima. “El cambio climático ha contribuido a expandir el hábitat de los mosquitos”, explicó Moritz Kraemer, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Oxford y autor de un nuevo estudio que ha trazado la zona donde viven dos especies que transmiten diferentes virus a los humanos. Aedes aegypti también conocido como el mosquito de la “fiebre amarilla”es el principal vector del Zika, que se propagó en Brasil, Colombia y el Caribe desde fines de 2014, y que está vinculado a un incremento de malformaciones congénitas y trastornos neurológicos poco frecuentes en adultos. La llegada de un virus a una nueva región por lo general ocurre cuando un mosquito es infectado por un humano y no al revés, destacan los investigadores. Aquí también, el cambio climático agrava la situación, esta vez acelerando la transmisión del virus del Zika del estómago del mosquito a su saliva, ingresando al torrente sanguíneo de la víctima cuando el insecto la pica.“A temperaturas más cálidas, este lapso de tiempo se acorta, favoreciendo que se produzca una transmisión antes de que muera el mosquito”, dijo Petersen. El tiempo de maduración del mosquito se reduce de dos semanas a una decena de días si la temperatura pasa de 25 a 28ºC. El propio virus se replica más rápido en condiciones más cálidas. Los expertos señalan, sin embargo, que el cambio climático no es único –ni siquiera el más importante– factor.“Es importante, pero el incremento de los intercambios internacionales en viajes y comercio –en pocas palabras, la globalización son los más importantes”, dijo Herve Zeller, jefe del departamento de enfermedades infecciosas del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades. Fuente: CB24