OBAMA LAMENTA FALLO DE TRIBUNAL SUPREMO

None
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, lamentó este jueves el fallo del Tribunal Supremo, que empató en su decisión sobre las medidas migratorias emitidas por el mandatario y que dejó en el limbo a casi 5 millones de inmigrantes indocumentados. La Corte Suprema de Estados Unidos dio un duro golpe a la Casa Blanca al anunciar su división en torno al caso sobre los polémicos decretos de inmigración de Obama. En declaraciones, el mandatario dijo que el hecho de que el Supremo no pudiera tomar una decisión en este caso, aleja al país al que aspiran convertirse. El fallo significa que los programas de inmigración no entrarán en vigor, con lo que 4 millones de inmigrantes no podrán salir de las sombras y obtener autorización de trabajo temporal y otros beneficios.