POLICÍA DE EE.UU USA MÁS LA FUERZA CON PERSONAS NEGRAS QUE CON PERSONAS BLANCAS

Un estudio realizado en Estados Unidos, sobre los incidentes de oficiales de la policía que usan la fuerza, concluyó que las personas negras son más propensas a estar involucradas en ello, a diferencia de otros grupos. El reporte del Centro para la Equidad Policial, encontró que la tasa promedio de uso de la fuerza con personas negras es 3,6 mayor que con blancos y 2,5 mayor que el promedio general. El contacto con el cuerpo fue la opción más común para el uso de la fuerza. El uso de pistolas paralizantes está en segundo lugar. Dichos dispositivos se han convertido 18 veces más comunes que las armas letales. "Uso de fuerza" es la cantidad de esfuerzo requerido por la policía para lograr obligar el cumplimiento de un sujeto reacio. Sin embargo, no hay una definición única aceptada entre los analistas, investigadores y policías, quienes reciben directrices de sus agencias por separado. Para el reporte, el Centro de Equidad Policial analizó datos recolectados entre 2010 y 2015 de 11 ciudades medianas y pequeñas y un condado urbano. Las comunidades son geográficamente diversas y cinco de las 11 son racial y étnicamente diversas. El equipo de investigadores analizó más de 19 mil incidentes donde se usó la fuerza. Los investigadores, encontraron que existen disparidades raciales robustas que ponen en desventaja a los negros. El promedio de uso de la fuerza fue de 273 por cada 100 mil negros, comparado con 76 por cada 100 mil blancos. La tasa entre hispanos, asiáticos y otras minorías fue menor que los de blancos y negros juntos. Durante detenciones de tráfico, 14% de los negros y 6,9% de los blancos recuerdan una experiencia de fuerza. Los negros (3,6%) fueron más propensos a enfrentar una fuerza no fatal durante sus más recientes encuentros con la policía, a diferencia de los blancos (1,4%) y los hispanos (2,1%). El uso de la fuerza incluyó gritar, decir groserías, empujar, tomar, golpear, patear, lanzar pimienta, usar un arma paralizante o apuntar con un arma. Fuente: CNN.