JOVEN ASESINÓ A PAREJA Y COMIÓ EL ROSTRO A UNA DE SUS VÍCTIMAS

None
Michelle Mishcon Stevens y su marido, John Stevens, fueron asesinados el pasado 15 de agosto en su casa de Tequesta, a unos 150 kilómetros al norte de Miami, en Estados Unidos. La noticia no sería distinta de las que se dan a conocer todos los días, si no fuera por el modo en que la pareja murió. Cuando la policía llegó a su domicilio, Michelle Mishcon Stevens yacía muerta, acuchillada, mientras un individuo con el torso desnudo, identificado más tarde como Austin Harrouff, de 19 años arrancaba a mordizcos pedazos del rostro de John Stevens, tendido en la entrada del garage. Varios oficiales, perros y disparos de taser fueron necesarios para detener al atacante. Los investigadores tratan ahora de entender en qué contexto se dio el gesto de Harrouff y explicar lo inexplicable. Harrouff es estudiante en la Universidad Estatal de Florid (FSU) y pertenece a la fraternidad Alfpha Delta Phi. No tenía antecedentes de violencia, ni parecía tener ningún vínculo con la pareja asesinada. Pese a la confusión en torno a las circunstancias de homicidio, las drogas parecen haber jugado un papel clave para convertir a un joven aparentemente sin problemas en un asesino despiadado. Las autoridades sospechan en particular de la flakka o las sales de baño. La flakka es una droga sintética muy popular por su bajo costo. Desde que fue detectada por primera vez en Florida a finales de 2014, ha matado a decenas de personas. Fuente: Infobae.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ