SEQUÍA DEJA CEMENTERIO DE CAIMANES EN PARAGUAY

None
Cientos de caimanes muertos yacen en el lecho seco del río Pilcomayo, en Paraguay. Algunos murieron de hambre y sed, otros que aún están vivos se hunden en el barro para evitar los ataques de buitres. Las aves se posan encima de los animales agonizantes para picotearlos. Los baqueanos tratan en vano de espantarlos. Durante la estación de sequía, entre abril y octubre, el Pilcomayo se seca, un fenómeno cíclico que “se ha acentuado por el cambio climático y la deforestación”, indicó Luz Aída Aquino, directora del Fondo Mundial para la Naturaleza en Paraguay. Se trata de la peor sequía en los últimos 19 años y como no ha llovido desde abril en el Chaco, región paraguaya fronteriza con Argentina, el lecho del río quedó a la vista. “Aquí hay una fauna riquísima y abundante. Los animales empiezan a morir de forma masiva”, afirmó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ