DIETA PERMITIÓ AL NIÑO MÁS GORDO DEL MUNDO VOLVER A LA ESCUELA

None
Aproximadamente 192 kilos era lo que pesaba Arya Permana, un niño de 10 años, luego de someterse durante dos meses a un plan alimenticio, para disminuir de peso, mejorar su salud y volver a caminar, ha podido volver a la escuela en el oeste de Java, Indonesia. Por temor al grave riesgo de padecer enfermedades mortales y problemas respiratorios asociados a la obesidad, los padres de Arya recurrieron a médicos que le impusieron un estricto régimen para controlar su peso. Arya había dejado de ir a la escuela porque el sobrepeso no le permitía caminar, sentarse o jugar durante más de unos pocos minutos. Según Nia Nantia, dietista de Permana, el programa de dieta diseñado para el niño consiste en el aumento de las fibras vegetales y reducción de los carbohidratos, centrándose la mayor atención en la actividad física. "Cuanto más camine y juegue, más calorías quemará", sostiene la dietista. El niño ha logrado perder cinco kilos, luego de dos meses de tratamiento y siente que su salud ha mejorado. Arya no solo puede sentarse, sino que también va caminando a la escuela y juega con sus compañeros de clase. "Estoy muy contento. No puedo expresar mi felicidad con palabras", explica el niño. "Me siento muy bien volviendo de nuevo a la escuela. Los maestros me tratan muy bien (…) He hecho muchos amigos y son muy buenos conmigo. También juego con ellos. Es muy divertido", explica Arya. Su mejora también es motivo de alegría para su madre, Rokayah Somantri. "Mi hijo estaba creciendo a un ritmo rápido y estábamos preocupados por su salud. Pero ahora estamos felices de que tiene la orientación de los médicos (...) No puedo esperar más para verlo feliz y saludable como los otros niños", confesó.