TRUMP SE REÚNE HOY CON PEÑA NIETO

None
 Donald Trump ha sorprendido al mundo. Horas antes de su gran discurso contra la inmigración, el multimillonario anunció un viaje relámpago a México. Aunque se trate de una visita privada, la reunión este miércoles con el presidente Enrique Peña Nieto muestra a las claras la habilidad de Trump para apropiarse del escenario político y le proporciona una inesperada plataforma desde la que recuperar un terreno donde las encuestas marcaban un evidenciable deterioro.
“Creo en el diálogo para promover los intereses de México en el mundo y, principalmente, para proteger a los mexicanos donde quiera que estén”, se justificó Peña Nieto en Twitter.
El encuentro se dará horas antes del “gran discurso” que Trump ha anunciado que dará en Phoenix (Arizona) sobre inmigración, uno de los pilares de la campaña del republicano y que se basa, al menos hasta ahora, en propuestas como la construcción de un muro con México para impedir la entrada de inmigrantes indocumentados.
Durante el año largo que lleva en campaña, Trump ha calificado a los migrantes procedentes del país vecino como “criminales” y hasta “violadores” y ha criticado duramente el tratado de libre comercio con México y Canadá por el daño que afirma hace en los trabajadores estadounidenses.
Frente a estos ataques, la Administración mexicana ha reafirmado su decisión de “no opinar ni involucrarse” en la campaña electoral estadounidense. Así lo reiteró Peña Nieto durante su última visita a la Casa Blanca a finales de julio. “El próximo presidente electo encontrará en México y en su gobierno una actitud positiva, propositiva y de buena fe para engrandecer la relación entre ambas naciones”, aseguró en Washington el mandatario mexicano.
El sorpresivo anuncio de Trump fue recibido en un primer momento, con perplejidad por la diplomacia mexicana. Ni la Presidencia ni la Secretaria de Exteriores dieron confirmación oficial de la visita relámpago y, fuera de los focos, subrayaron que una reunión con el presidente de México no se improvisaba de un día para otro. Pero a las pocas horas, esta actitud cambió radicalmente. A través de Twitter, Peña Nieto confirmó la reunión.
La decisión, según fuentes diplomáticas, había sido adoptada directamente por él para “proteger los intereses de los mexicanos”. "Puede ser beneficioso para México y fortalecer la rectificación que ha emprendido Trump en su discurso", señaló un alto funcionario.
EL PAÍS

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ