ARRESTAN A ALCALDE HONDUREÑO ACUSADO DE ASESINATO

None
Un alcalde de Honduras fue arrestado por las autoridades de ese país, acusado de dirigir una banda de asesinos, informó la Fiscalía catracha, uno de los países más violentos del mundo, donde incluso la Policía está siendo depurada de agentes implicados en el crimen organizado. "Capturado el alcalde de El Negrito, departamento de Yoro, Delvin Leonardo Salgado, por asesinato y asociación ilícita", confirmó el Ministerio Público. Añadió que el alcalde fue arrestado el miércoles en el marco de la Operación Sabueso, que incluyó 115 allanamientos simultáneos en los 18 departamentos del país, para el combate del crimen organizado. Salgado está acusado de cometer dos homicidios, entre 2013 y 2014, así como de mantener vínculos con una banda criminal local y un grupo de "limpieza social", de acuerdo al periódico El Heraldo. Durante la operación, fueron detenidas otras personas por integrar bandas de asesinos, por robo, posesión y tráfico de cocaína, marihuana y armas de fuego, tráfico ilegal de personas y usurpación de terrenos, entre otros delitos. "Juro por mi madre y padre, que acaban de morir, que yo no tengo nada que ver en esto", se defendió el alcalde cuando era trasladado, según declaraciones recogidas por Hondudiario. Las diferentes unidades de la Policía hondureña ejecutan con frecuencia operaciones para combatir las bandas del crimen organizado y las pandillas, en un país que tiene una de las tasas de homicidios más altas del mundo, 60 por cada 100 mil habitantes. La de Honduras es el equivalente a más de seis veces la tasa mundial de la Organización Mundial de la Salud. Desde abril de 2015, las autoridades han estado investigando al menos 35 alcaldes o vicealcaldes por presuntos vínculos con el crimen organizado. "Me quedé corto al decir que hay 35 alcaldes narcos", afirmó entonces el asesor presidencial Marvin Ponce, en declaraciones a La Tribuna. Para combatir la criminalidad, el Gobierno inició en abril una depuración de la Policía, de la cual ha sido excluida la tercera parte de los 900 altos oficiales por participación en diferentes delitos. La comisión encargada de la depuración anunció el inicio de la evaluación de unos 10 mil agentes de la escala básica. El Gobierno también extraditó a Estados Unidos a alrededor de 16 capos del narcotráfico y cerca de una decena se entregaron directamente a los tribunales estadounidenses. Fuente: Infobae.