MATTHEW DEJÓ A HAITÍ DESVASTADA

None
 
Tuman Saint-Plux se estremeció cuando los feroces vientos del huracán Matthew arrancaron el techo de su casa en Jérémie, Haití.
Sain-Plux, de 35 años se arrodilla en la esquina de su habitación, con los brazos sobre la cabeza, representando la forma en que él, su esposa, dos hijos y su padre anciano se encogieron mientras la naturaleza desataba su furia.
Hoy en día, la familia está durmiendo en un refugio en el otro lado de la ciudad. Su hija de 11 años contrajo fiebre después de la tormenta.
Mientras tanto, Saint-Plux, que se ganaba la vida como intérprete de inglés, está tratando de encontrar la manera de reunir dinero para reconstruir el techo de su casa y mantener a sus dos hijos. Es un reto para casi todo el mundo en esta ciudad costera devastada.
"Esto mismo le pasó a todos mis vecinos", dice, señalando el otro lado de la calle.
El presidente interino, Jocelerme Privert dijo que “esto es parte de la "situación apocalíptica" en la que se encuentra Haití”.
"Por desgracia, una vez más, la naturaleza ha desatado su furia y Haití ha vivido lo que puedo caracterizar como tres días de terror", dijo.
Además de la destrucción de hogares y escuelas, el huracán aceleró la velocidad de propagación del cólera y aplazó la elección presidencial prevista para el 2 de octubre se pospuso.