PRESIDENTA SURCOREANA ACEPTA SER INVESTIGADA POR CORRUPCIÓN

None
La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, afirmó que aceptará someterse a una investigación de ser necesario en el caso de presunta corrupción y tráfico de influencias por la supuesta injerencia de una amiga cercana en asuntos de Estado. "Haré todo lo que pueda para cooperar si es necesario. Aceptaré una investigación", afirmó la mandataria.     Park relevó los pasados días al primer ministro, así como a su jefe de gabinete y tres secretarios, en un intento de responder al enorme revuelo generado en el país por el popularmente denominado caso "Choi Soong-Sil". Choi Soong Sil es una mujer de 60 años, amiga íntima de la presidenta, que está siendo investigada por presuntamente haberse apropiado fondos públicos e influir en la política del país a pesar de no tener cargo público alguno. El caso ha generado una fuerte indignación entre los surcoreanos, que pidieron en manifestaciones multitudinarias la dimisión de Park, al creer que delegó importantes decisiones sobre políticas de Estado en una persona desconocida.