AUSTRALIA RECIBE AL CICLÓN DEBBIE

None

El ciclón Debbie, de categoría 4 de un máximo de 5, llegó con fuertes vientos y lluvias torrenciales a la costa del noreste de Australia, donde miles de personas fueron evacuadas.

El ciclón tocó tierra entre las localidades de Bowen y Airlie Beach, en el estado de Queensland, con vientos de 270 kilómetros por hora cerca del centro después de azotar las turísticas islas Whitsunday y Hamilton.

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, informó que "las condiciones se están deteriorando" antes de anunciar que el Ejército coordinará las tareas de rescate en Queensland cuando termine de pasar el ciclón.

Más de 38 mil personas se encuentran sin electricidad en Whitsunday y en Mackay a causa de la tormenta, que se desplaza lentamente en tierra firme derribando árboles.

En Bowen la fuerza del viento arrancó los techos de algunas edificaciones e hizo volar los escombros por los aires.

De momento se desconoce el alcance de los daños ocasionados por el ciclón, aunque las aseguradoras ya lo han declarado como catástrofe.

Las autoridades estiman que el Debbie habrá sido el ciclón más potente en afectar Australia desde el Yasi, que en 2011 generó un oleaje que causó numerosos daños en el litoral.