15 NIÑOS MUEREN TRAS SER VACUNADOS CON UNA SOLA JERINGA

Quince niños murieron en Sudán del Sur tras padecer de una infección por ser vacunados con una sola jeringa, denunció el ministro de Salud, Riek Gai Kok.

El funcionario declaró a medios locales que "el equipo de vacunación no respetó las normas de seguridad aprobadas por la Organización Mundial de la Salud", ya que durante la campaña de vacunación, realizada en una zona aislada al sur del país, los trabajadores usaron una sola jeringa durante los cuatro días que se ejecutó el plan.

"La reutilización de la jeringa, denominada de reconstitución, implica que esta última está contaminada, y luego contamina a su vez los frascos de la vacuna contra el sarampión e infecta por ello a los niños", explicó Riek Gai Kok.

Por si fuera poco, el equipo encargado de la vacunación no respetó la cadena de frío de los medicamentos, por lo que la infección fue fortalecida por el descuido.

Los infantes comenzaron a morir desde el 2 de mayo, mientras que otros 32 presentaban síntomas como vómitos, fiebre y diarreas. Se estima que la cifra de afectados se incremente, ya que en la campaña fueron vacunadas 300 personas.

El Ministro de Salud reveló además que durante la jornada fueron utilizados niños de 12 años para vacunar a las personas, hecho que calificó como "inaceptable" y aseguró que " vamos a descubrir cómo pudo suceder, pero no tiene nada que ver con una posible falta de personal".