FUTBOLISTA QUEDA PARAPLÉJICO AL RECIBIR UNA DESCARGA ELÉCTRICA

None
Rodrigo Benítez Taboada, de 31 años, era un deportista paraguayo con muchos sueños y proyectos, pero su vida se transformó el 19 de diciembre de 2016 cuando, al jugar un partido de voleibol de playa con unos amigos, se aproximó a un cerco de alambre de púas que, aparentemente, estaba energizado y recibió una descarga eléctrica que lo dejó parapléjico, reportó Infobae. Rodrigo estuvo cuatro meses internado en el Hospital Nacional de Itauguá, incluido un mes en terapia intensiva. Actualmente, el joven futbolista vive con su madre en una vivienda del barrio San Antonio, en la ciudad de Guarambaré.     Su progenitora Eulalia Taboada se encarga de cuidarlo todo el día porque Rodrigo no se mueve ni puede hablar. Ella no pierde la esperanza de que su hijo pueda recuperarse algún día. Según el medio argentino, Rodrigo es alimentado a través de un sonda gástrica y respira gracias a una traqueotomía. Rodrigo se destacó desde pequeño en el futbol y jugó en varios equipos locales. Foto: Infobae