EL PAPA FRANCISCO RECIBE POR QUINTA VEZ A EVO MORALES

El papa Francisco se reunió el viernes durante una media hora con el presidente de Bolivia, Evo Morales, en una audiencia en la que no hubo tradicional intercambio de regalos y se evitó hacer referencia directa a la demanda boliviana a Chile para una salida al mar.

A un mes de la visita del papa a Chile, en el quinto encuentro entre Francisco y el presidente boliviano reinó la precaución respecto a la contienda que mantienen ambos países.

La reunión, que duró 28 minutos, fue "muy cordial" y los presentes pudieron ver a ambos mandatarios sonrientes y relajados, pero se eliminó la tradicional entrega de regalos.

El Vaticano explicó que este momento previamente se había "regulado por canales protocolarios", "que no hay reglas fijas" y ya ocurrió con otros jefes de Estado.

EN VISITA ANTERIOR HUBO REGALO

En una de las anteriores audiencias en el palacio apostólico, el presidente había traído un volumen de fotografías sobre el proyecto boliviano de salida al mar.

En la última, de abril de 2016, trajo consigo algunos materiales sobre los efectos beneficiosos del consumo de la hoja de coca.

El presidente en funciones del país andino, Álvaro García Linera, había afirmado que Morales hablaría específicamente con el pontífice argentino de la petición a Chilepara contar con una salida al mar y la respectiva demanda ante la Corte Internacional de Justicia.

En el comunicado del Vaticano se aludió "a la actualización del marco de los acuerdos entre la Santa Sede y Bolivia" y "además, se han mencionado algunos temas actuales de interés común".

El mismo presidente boliviano en declaraciones a la prensa allí presente evitó pronunciarse sobre lo que hablaría con el pontífice argentino al asegurar que la agenda estaba "abierta" y que él sabía "cuáles eran los temas importantes".

  • Tomado de INFOBAE