COMETIÓ UNA MASACRE Y SE FUE A UN MCDONALD'S

Tras disparar en diferentes aulas de clases y matar a 17 personas en la escuela secundaria Stoneman Douglas de Parkland, Florida, Nicolas Cruz dejó el rifle de estilo AR-15 y la bolsa negra en la que lo había conseguido introducir en la escuela, y abandonó el centro corriendo. Su táctica fue la de huir del edificio en dirección hacia las canchas de tenis simulando ser otro de los alumnos que escapaba despavorido del lugar. "El sospechoso corrió hacia el oeste junto con otros que huían e intentó mezclarse con el grupo de quienes estaban huyendo temiendo por sus vidas", dijo este jueves el sheriff del condado de Broward, Scott Israel. Una de las acciones más sorprendentes de Cruz, sin embargo, fue la visita que realizó a dos restaurantes de comida rápida inmediatamente después de llevar a cabo el tiroteo. "El sospechoso llegó a un Wal-Mart, compró una bebida en un Subway y salió de Wal-Mart a pie. Después fue a un McDonald's, se sentó durante un corto período de tiempo y se fue caminando tras salir de la hamburguesería, el joven fue detenido por un agente sin poner resistencia ", detalló el sheriff. En la misma comparecencia, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos confirmó que el rifle AR-15 empleado en el tiroteo había sido adquirido de manera legal. "El arma utilizada fue comprada hace poco menos de un año por la persona sospechosa. Estamos investigando todas las informaciones obtenidas sobre el arma", dijo un portavoz de la agencia.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ