EE.UU. ACUSA FORMALMENTE A 13 RUSOS POR INTERFERIR EN LAS ELECCIONES DE 2016

El Departamento de Justicia de EE.UU. anunció este viernes la acusación formal de 13 ciudadanos y tres entidades de Rusia por interferir en las elecciones presidenciales de 2016, unas actividades que habrían comenzado en 2014. "Un gran jurado federal del Distrito de Columbia presentó una acusación formal contra 13 ciudadanos y tres entidades rusas acusadas de violar las leyes criminales para interferir en las elecciones de EE.UU. y los procesos políticos", señaló la Oficina del Fiscal Especial, Robert Mueller, encargado de investigar la llamada trama rusa. “Los acusados supuestamente llevaron a cabo una guerra informativa contra ee.uu. con la meta establecida de difundir desconfianza contra los candidatos y contra el sistema político”, dijo en rueda de prensa el “número dos” del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, que supervisa la investigación rusa. Los acusados comenzaron a actuar en 2014 y su objetivo era “sembrar la discordia” en el sistema político de EE.UU., incluidas las elecciones, y entre sus operaciones figuró dar apoyo al ahora presidente, el republicanoDonald Trump, y perjudicar a la candidata demócrata, Hillary Clinton. Según EE.UU., en su objetivo por sembrar el caos, los acusados también apoyaron a Bernie Sanders, rival de Clinton durante las primarias demócratas, y emprendieron acciones contra los senadores Ted Cruz y Marco Rubio, rivales de Trump durante las primarias para la nominación presidencial republicana. El escrito de acusación establece que algunos de los acusados interactuaron con estadounidenses asociados con la campaña de Trump, cuyos nombres no menciona y que no se dieron cuenta de que estaban siendo manipulados. Por su parte, Trump reiteró hoy que su campaña para las elecciones presidenciales de 2016 “no hizo nada malo” y consideró que los cargos presentados por Mueller muestran que no hubo confabulación con el Kremlin. “Rusia comenzó con su campaña contra EE.UU. en 2014, mucho antes de que yo anunciara que me presentaba para ser presidente. Los resultados de las elecciones no se vieron afectados. ¡La campaña de Trump no hizo nada mal, ¡no hubo colusión”, dijo Trump en su cuenta de la red social Twitter. Para lograr sus objetivos, los acusados viajaron al menos a 8 de los 50 estados de EE.UU. y, en esos viajes, trabajaron con un estadounidense, al que no identifican. Incluso después de las elecciones de noviembre de 2016, los acusados usaron identidades falsas para organizar y coordinar una manifestación en Nueva York en favor de Trump, mientras organizaban al tiempo otra marcha con el lema “Trump no es mi presidente”. Ninguno de los acusados está bajo custodia de las autoridades estadounidenses y Rusia no suele extraditar a sus ciudadanos a Estados Unidos, por lo que, en la práctica, estas acusaciones les impedirán viajar fuera de Rusia por miedo a acabar en un país que acceda a las peticiones de extradición de EE.UU.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ