FUERTES LLUVIAS DEJAN A FAMILIAS SIN SUS COSECHAS EN GUATEMALA

Las fuertes lluvias de las primeras semanas del año en Guatemala han dejado un panorama devastador, en los departamentos de Izabal, Alta Verapaz, Quiché y Petén, los campos de cultivos quedaron inundados. Según el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga), fueron dañadas 14 mil 784 hectáreas, que equivalen al 1.4 por ciento de la producción nacional. La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) mantiene alerta amarilla en Izabal, principalmente en Puerto Barrios; en Uspantán, Quiché, alerta roja. Ante el inminente peligro de que miles de personas se queden sin alimentos, en Quiché ya fueron entregados 500 sacos de comida, que incluyen 30 libras de harina de maíz, 20 de arroz, 20 de frijol, 17.6 de avena, 24 unidades de atol fortificado y dos botellas de aceite. Otros 1 mil 300 sacos fueron entregadas en San Luis Buena Vista, Cobán, Rubelsanto y Playitas,  Alta Verapaz. El Maga informó que trasladó 144 quintales de frijol y 50 de maíz para atender a los damnificados. En Puerto Barrios, El Estor, Morales, Los Amates y Livingston, Izabal, el Maga contabilizó seis mil 550 hectáreas dañadas de frijol, maíz, arroz, plátano y chile tabasco, lo que afectó a 4 mil 639 familias. Más al norte, en Panzós, Chisec, Chahal, Cobán y Raxruhá, Alta Verapaz, se registraron daños en 4 mil 499 hectáreas de maíz, frijol, chile tabasco, banano, plátano, tomate, pepitoria y ayote, según el Maga. En San Andrés, San Benito, Santa Ana, San José, Sayaxché, Las Cruces y San Luis, Petén, se reportaron 660 familias afectadas y daños en 1 mil 921 hectáreas de cultivo, en donde se producía maíz, frijol, tomate, sandía y chile. Mientras en Ixcán, Uspantán y Chajul, Quiché, se reportó que 1 mil 814 hectáreas de cultivos excedentarios destinados al auto consumo de 500 familias fueron destruidas por las correntiadas.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ