TRUMP REDUCE LOS VISADOS Y DEJA SIN TRABAJO A MILES DE INMIGRANTES

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, en inglés) recibió más de 47 mil peticiones de visado, para trabajadores de temporada ajenos a la agricultura (cocineras, mucamas, doncellas, etcétera). Según Noticias Telemundo, el número de peticiones excede el límite fijado por el Congreso; en años anteriores, el Departamento de Seguridad Nacional aprobó ampliaciones de cupo para permitir la llegada de todos los trabajadores necesarios durante la temporada turística, pero en esta ocasión, con Donald Trump en la Casa Blanca, ha decidido en su lugar sortear los visados disponibles, lo que ha provocado alarma entre empleadores, que temen quedarse sin la mano de obra que precisan para hacer funcionar sus negocios. El Congreso estableció el límite de visados H2-B en 66.000 por año fiscal, o lo que es lo mismo, 33.000 entre octubre y marzo, y otros 33.000 entre abril y septiembre. El año pasado, el Departamento de Seguridad Nacional decidió aprobar un cupo adicional de 15.000 visados en julio, al agotarse los permisos disponibles, para que se beneficiaran las empresas que pudieran demostrar “un daño irreparable” si no podían contar con la ayuda de inmigrantes temporeros. Este año, sin embargo, pese a que el Congreso le permite aprobar cupos adicionales como el mencionado, el Departamento de Seguridad Nacional ha decidido por primera vez no ampliar el número de visados sino realizar una lotería para asignar los disponibles. Es el mismo sistema que se utiliza para los visados H1-B para trabajadores de alta cualificación. Así, de las 2.700 peticiones de empresas para contratar a 47.000 trabajadores, sólo saldrán 33.000 visados. El sorteo se llevó a cabo el pasado 28 de febrero, y se anunció un día después. Para lo que resta de temporada, sólo podrán obtener visado aquellos trabajadores que no están sujetos a la cuota establecida por el Congreso, es decir, los que ya están en Estados Unidos y han solicitado una extensión, los que trabajan en procesar huevas de pescado, y los que brindan servicios a las islas Marianas Norte o Guam. El Servicio de Ciudadanía e Inmigración anunció la decisión de instaurar un sorteo en enero, tras recibir peticiones que hacían indicar que el número de visados solicitados superaría los 80.000 para la temporada veraniega, es decir, tres veces más de los disponibles. Esa cifra contrastaba con el número de peticiones un año antes, que no llegaba a las 27.000. USCIS no explicaba si este incremento podía deberse al reforzamiento en el control a las empresas para evitar que contraten a indocumentados, o en la ofensiva del Servicio de Inmigración y Control de Fronteras (ICE, en inglés) contra los trabajadores sin papeles. El pasado mes de julio, cuando el Departamento de Seguridad Nacional decidió aprobar un cupo especial de 15.000 visados, uno de los beneficiados fue el complejo turístico Mar-a-Lago, propiedad de Trump, que solicitó permiso para contrata a 70 trabajadores extranjeros como cocineros, camareros y empleados del servicio, según el registro publicado por el Departamento de Trabajo.

DEJA TU COMENTARIO