MUERE JOVEN RUSA TRAS QUE MÉDICOS LE INYECTARON FORMALINA POR ERROR

Una mujer rusa murió luego de ser embalsamada viva por error. Los médicos sin saberlo la pusieron en un goteo de formalina, que también puede ser usado como desinfectante. Los familiares indignados informaron que Ekaterina Fedyaeva, de 28 años, se casó el año pasado y se estaba preparando para quedarse embarazada. Por ello, los médicos le aconsejaron extraerle un quiste del ovario. Ekaterina Fedyaeva La jefa del departamento ginecólogo del citado hospital de Uliánovsk, Valentina Rodiona, realizó la operación. Su madre Galina Baryshnikova dijo que las piernas de su hija “se estaban moviendo, tenía convulsiones, todo su cuerpo estaba temblando”. “Puse calcetines en ella, luego una bata, luego una manta, pero ella estaba temblando hasta tal punto, que ni siquiera puedo describirlo. Ningún médico vino a verla a pesar de que venía de la anestesia”, dijo la madre. Ekaterina y su madre Galina Baryshnikova Según el ministro de Salud, Familia y Bienestar Social de la región, Rashid Abdullov, los médicos involucrados en el caso han sido despedidos. El Comité de Investigación del óblast de Uliánovsk ya ha abierto una investigación del caso. Con arreglo al Artículo 109 del Código Penal ruso, el personal del hospital puede ser castigado hasta con tres años de prisión'.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!