Gobierno de Maduro pide a Interpol que detenga al opositor Julio Borges

“El señor Julio Borges puede usar muchas corbatas, pero es un asesino", sostuvo el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez
El opositor Julio Borges en Bogotá.
AFP

El Gobierno de Nicolás Maduro incrementa la fuerte presión sobre la oposición tras el supuesto intento de atentado con dos drones en un desfile militar el sábado pasado. Tras señalar como integrante de un complot para asesinar al mandatario al expresidente del Parlamento Julio Borges, exiliado en Bogotá (Colombia), y detener a un diputado opositor, Juan Requesens, los servicios de inteligencia chavista registraron el jueves las casas de ambos en Caracas sin órdenes de entrada.

Además, el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, anunció que se ha solicitado a Interpol la detención de Borges. El ministro divulgó este viernes un video con una supuesta confesión de Juan Requesens, de 29 años, y del partido Primero Justicia, como Borges. La declaración, hecha sin presencia de abogados, es la primera imagen del parlamentario desde su detención. No se sabía nada de él desde el miércoles, cuando fue sacado de su casa por funcionarios de inteligencia sin orden de entrada y registro. Tras difundirse la confesión, el diputado fue trasladado desde la cárcel política de El Helicoide al Palacio de Justicia, para presentarse por primera vez ante los tribunales después de tres días en prisión.

Investigados

En la grabación, Requesens apunta al líder opositor Borges como parte de la trama que, según el Gobierno, estaría tras el ataque frustrado durante el desfile militar. Requesens supuestamente dice en el vídeo que Borges le pidió a través de un mensaje de texto que sirviera de intermediario para que Juan Monasterios Vanegas —uno de los detenidos tras la explosión de los dos drones en una avenida y contra un edificio en Caracas— pudiera entrar en Venezuela desde Colombia, para lo que el parlamentario pidió apoyo de un oficial de migración colombiano.

El ministro insistió en acusar al Gobierno del expresidente colombiano Juan Manuel Santos de proteger a los presuntos conspiradores. También dijo que solicitaron la activación del código rojo de Interpol para pedir la detención de Borges, al igual que de otros implicados que también estarían en Colombia.

El responsable de Comunicación del Ejecutivo chavista fue aún más lejos al afirmar sin prueba alguna que uno de los drones, que explotó sobre una avenida, fue detonado desde Estados Unidos y que contenía proyectiles de ocho milímetros. Como supuestas evidencias incluyó los comentarios que ha seguido dando el presentador peruano Jaime Bayly, quien ha dicho que conocía todo el plan de antemano.

“El señor Julio Borges puede usar muchas corbatas, pero es un asesino. Lo acaba de delatar su cómplice, el diputado Juan Requesens. El Gobierno de Colombia debe entregar a Julio Borges, nada va a poder tapar la confesión de Requesens”, sostuvo Rodríguez. Las autoridades han detenido ya a seis supuestos autores del suceso y la fiscalía investiga al menos a 19 personas.

El líder de Primero Justicia denunció en Twitter el registro de su domicilio en Caracas. "En este momento 11:57 pm están taladrando las puertas de mi casa, intentan entrar por la fuerza a sembrarnos, una casa donde solo hay cosas de mis hijos y la familia", escribió Borges en su cuenta en Twitter. El procedimiento se extendió hasta pasadas las 2 de la madrugada. "El Sebin [Servicio Bolivariano de Inteligencia] continúa en nuestra casa de forma ilegal. Están robando y desmantelando todo por donde van recorriendo”, destacó en un tuit.

La familia Requesens también divulgó que la policía volvió a ingresar a la vivienda del opositor, que fue llevado de su casa el miércoles en la noche sin orden de arresto. “Denuncio que más de 30 funcionarios del Sebin encapuchados y con armas largas se encuentran en mi edificio con carros antiexplosivos y un despliegue de patrullas. Subieron por las escaleras y ascensor y forzaron las puertas de mi casa en presunto allanamiento sin ningún abogado”, lanzó Rafaela Requesens, hermana del diputado y dirigente estudiantil.

DEJA TU COMENTARIO

DEJA TU COMENTARIO