Mario Abdo Benítez, nuevo presidente de Paraguay, criticó al Gobierno de Venezuela y Nicaragua

El mandatario ofició su primer discurso y no se olvidó de la crisis en Venezuela y Nicaragua: "Nuestras voces libertarias no callarán"
Reuters

El nuevo presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, expresó hoy su "solidaridad" y la de su Gobierno con los pueblos de Venezuela y Nicaragua tras su juramento en el Palacio de Gobierno y ante la presencia de varios mandatarios extranjeros.

"Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo de Nicaragua y de Venezuela frente a los abusos del poder. Nuestras voces libertarias no callarán. Paraguay no va a mantenerse indiferente ante el sufrimiento de pueblos hermanos", dijo Abdo Benítez, de 46 años, en su discurso tras su juramento presidencial.

"Es hora de dejar a un lado la hipocresía y levantar la voz ante las injusticias (...) Nuestros pueblos merecen vivir en paz, no queremos más violencia de ninguna forma", añadió.

El nuevo presidente paraguayo agradeció además su presencia a los mandatarios presentes en el acto como Evo Morales (Bolivia), Mauricio Macri (Argentina), Michel Temer (Brasil), Tabaré Vázquez (Uruguay) e Iván Duque (Colombia), ante quienes hizo una apuesta por la integración regional y la cooperación frente al crimen organizado.

"La integridad, el tráfico de drogas y el crimen trasnacional siguen siendo flagelos en nuestro país y en la región.Vamos a trabajar incansablemente con los países aliados para combatir con fuerza el crimen en todas sus fuerzas", prometió el exsenador del Partido Colorado.

"No es aceptable que nuestras fronteras sigan siendo espacios para el florecimiento de organizaciones criminales (...) La integración de nuestros pueblos es el camino", indicó.