Presidente de Chile dice que la CIJ "ha hecho justicia" y ofrece diálogo a Bolivia

FOTO/eldiario.es

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó hoy que la Corte de La Haya "ha hecho justicia" al rechazar la demanda marítima de Bolivia y tendió una mano al Gobierno de Evo Morales para colaborar y dialogar en los temas de interés bilateral.

"La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya ha hecho justicia y ha puesto las cosas en su lugar estableciendo de forma clara y categórica que Chile nunca ha tenido, tampoco tiene, ni ha incumplido ninguna obligación en materia de derecho internacional", dijo Piñera en una declaración en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.

El mandatario consideró que la demanda boliviana "nunca tuvo ningún sustento" y acusó a Morales de haber creado "falsas expectativas" a su pueblo.

La CIJ rechazó hoy por 12 votos a favor y 3 en contra que Chile esté obligada jurídicamente a entablar negociaciones con Bolivia para que este país obtenga un acceso soberano al océano Pacífico.

El tribunal de la ONU concluyó que las notas, actas y diferentes declaraciones entre ambos países a lo largo del siglo XX y principios del XXI implican que ha existido una intención de negociar por parte de Chile, pero ello no significa que este país haya adquirido una obligación jurídica.

Piñera, que siguió la lectura del fallo en el palacio presidencial junto a varios ministros de su gabinete, expresó su disposición a dialogar con las autoridades bolivianas.

"Chile tiene un afán, una actitud y una disposición de dialogar y colaborar con todos los países, y de forma muy especial con los países vecinos, pero siempre dentro del contexto del derecho internacional, del respeto a los tratados vigentes y defendiendo con firmeza nuestra soberanía", manifestó.

"Hay muchos en Bolivia que han dicho que esta causa va a continuar. Si Bolivia insiste en ese camino de pretender por otras vías acceder a territorio, mar o soberanía chilena, no hay nada que conversar con Bolivia", advirtió.

El ministro chileno de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, instó al Gobierno boliviano a "reconocer y aceptar" el fallo de la CIJ, que calificó como "muy claro y contundente".

El canciller, que siguió la lectura de la sentencia junto al presidente Piñera, subrayó que si eso sucede, se pueden "abrir canales de comunicación, intensificar y avanzar" en la relación bilateral.

El presidente chileno consideró que su par boliviano ha generado "grandes frustraciones" a los ciudadanos de su país y ha "hecho perder cinco valiosos años" en las "sanas y necesarias" relaciones que ambos países deben tener.

Piñera subrayó que, pese a la "gran victoria" en la Corte de La Haya, Chile no va a caer en "actitudes soberbias y pequeñeces", aunque emplazó al Gobierno boliviano a leer "con atención" el fallo y a no persistir en su reclamo.